Cuando la vida privada de De la Morena salpica a su carrera








Y el humilde reportero de Brunete se convirtió en emperador mediático. Este ha sido el cambio de De la Morena, aquel tímido reportero que reclutó Relaño para intentar resucitar al fin los deportes de la SER hace ya un cuarto de siglo. Con un buen e impetuoso equipo, apoyado por las sinergias de Prisa y gracias a un estilo propio lleno de un humor sencillo y de entrevistas cercanas, De la Morena subió a los altares del deporte radiofónico, desbancando así al mítico García. Pero el de Brunete parece que se lo creyó y se endiosó. Tanto que prácticamente todo su equipo se largó en 2010, dejándolo con un palmo de narices. Desde entonces es más selectivo con sus enemigos, parece que es alérgico a las guerras mediáticas-ésas que le hicieron líder- y ha moderado mucho el tono. Con Tebas por ejemplo, pero claro, tiene una razón de peso para hacerlo. Ésta no es la primera vez que sus chanchullos salpican su carrera. Aquí recordamos otros temas polémicos similares;

Vida y milagros de De la Morena

De la Morena se compra dos tractores para legalizar su mansión
Investigan a De la Morena por su posible implicación en el Caso Estepona 
De la Morena lidera una campaña de salvación de la imagen de Del Nido
La empresa de De la Morena posee activos por 6,6 millones de euros 
La Fundación El Larguero recibió una subvención de la Junta 
El patrimonio de De la Morena al descubierto
Las amistades peligrosas de De la Morena 
Brunete abre expediente por infracción urbanística grave a De la Morena 
¿Tiene solo 98 metros la mansión de De la Morena? 

Comentarios

Publicar un comentario