Chicote pide perdón con la boca pequeña tras la evidente mentira de su último show








Desde que Alberto Chicote aterrizase en la caja tonta hace casi tres años siempre se ha intentado quitar el estigma de montajista. Porque desde los primeros capítulos emitidos de su show, varios propietarios de los restaurantes por los cuales Chicote pasaba cual Atila denunciaron públicamente el montaje del reality. El chef siempre ha desmentido las acusaciones, que tildaban al programa de sensacionalista y de puro montaje, ya que según varios cocineros el equipo del programa les obligaba a no limpiar, les preparaba situaciones incómodas y traía precocinadas escenas con guión incluido.

El miércoles pasado, en el último episodio emitido de Pesadilla en la cocina, la propietaria del restaurante denunció ante las cámaras que el equipo del programa les había "desenchufado el frigorífico", algo que hizo estallar a un dolido Chicote, que hizo ademán de abandonar el citado restaurante. Aquella noche la propietaria se retractó de sus palabras, algo que haría feliz a Chicote, que no sabía lo que le esperaba al día siguiente. Porque el jueves un miembro del equipo de El precio de los alimentos, el tercer programa que le encarga Atresmedia a Chicote tras Pesadilla... y Top Chef, denunció el montaje del cocinero en uno de los reportajes emitidos: "Chicote dice viajar a Tailandia para buscar el arroz siamés. No fue así. Simuló un viaje ficticio con Iberia a Bangkok y se atribuyó el trabajo del que aquí escribe", desveló Luis Garrido-Julve en su blog Bangkok Bizarro.

La lluvia de críticas ha obligado a Chicote a salir del paso en Twitter este lunes: "He leído todas y cada una de vuestras críticas y comentarios acerca del viaje a Tailandia en el reportaje 'El precio de los alimentos'. La dirección estimó que mi presencia no era necesaria en todas las localizaciones y que no afectaban al resultado final de lo que el reportaje quería contar. Estoy seguro de que la intención de quien usó ese recurso al editar el programa no era la que habéis percibido, solo puedo deciros que tomamos nota de todas vuestras críticas".

García-Julve ha contestado que la cadena "no quiso rascarse el bolsillo para enviar a nadie a Tailandia y preferían endosarle el asunto a alguien que estuviese en el país", mientras que Atresmedia ha declarado que este hecho es un simple "recurso narrativo", algo que ha sido contestado por Mediaset, con su directora de comunicación, Mirta Drago, a la cabeza: "¿Un presentador de la televisión blanca falseando un viaje a Tailandia? Si son impolutos, alguien miente (...) premio al eufemismo del siglo: hacerse el dormido en un documental es un "recurso narrativo"".
Esta es la primera vez que el chef tiene que salir a la palestra para admitir una acusación, algo que no se atrevió a hacer con el propietario de El Yugo de Castilla, restaurante ubicado en el vallisoletano municipio de Boecillo. Y es que el citado negocio está dirigido por Cristóbal Berzosa, "un amigo entrañable" según Chicote, que tuvo que contemplar atónito como su supuesto amigo le declaraba a gritos lo siguiente a Tribuna de Valladolid: "Son unos hijos de puta y unos montajistas, me jodieron el local". Sin comentarios.

Comentarios