¿Para ésto fundaron Podemos? La cúpula del partido pretende ser el bastón de la cleptocracia socialista del sur sin exigir una limpieza previa








La gran masa de simpatizantes de Podemos ha aguantado el tirón de los últimos meses y no se ha desenganchado de su carril. La mayor parte de sus eventuales votantes no han hecho pagar a la formación los cambios programáticos por los que buscaban acercarse a un mayor porcentaje de la sociedad, ni algunos turbios asuntos de miembros de su cúpula, destapados convenientemente por los tigres de papel. Pero la masa que apoya al devaluado ciclón Podemos, no puede ni debe callarse cuando la cúpula del partido, tutelada por Pablo Iglesias, está exigiendo a Teresa Rodríguez que facilite la investidura de Susana Díaz, la última capa de la cleptocracia socialista del sur y el peor ejemplo de lo que se hace llamar izquierda en España.

El nivel de corrupción socialista, salvado electoralmente por una siniestra red clientelar y por la ineptitud del PP, parece que seguirá su camino, ya que Pablo Iglesias está obsesionado con apoyar indirectamente la investidura de Susana, eso sí, sin hacerle pagar ningún peaje por su corrupción. Es decir, que Díaz gobernará con el apoyo implícito de Podemos sin tener que humillarse teniendo que decapitar a sus corruptos antecesores, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. La intención de esta operación de Podemos es que la sociedad española no les observe como un partido destructivo, sino constructivo. Es decir, que la masa social cañí se quite el miedo por la entrada de Podemos a los Parlamentos, hecho sin duda positivo, pero, ¿para qué? ¿Para convertirse en un partido más de la casta, que es hacia el camino al que van?

La operación sin duda dañará la imagen de Podemos y de paso dará un empujón más a Ciudadanos, partido escogido por el Régimen para aparentar una especie de patética transición donde nada cambiará. Y es que Albert Rivera no se manchará el traje en el sur, mientras Pablo Iglesias se lo llenará de barro, eso sí, a cambio de que las élites corruptas le pierdan el miedo, cosa que ya parecen haber hecho después de la evidente decadencia de un partido cada vez más jerarquizado y poco democrático.

Comentarios