Onda Cero puede dar su giro definitivo hacia la izquierda con un inesperado fichaje bomba







¿Hacía dónde camina Onda Cero Radio? Eso se preguntan muchos, que ven de primera mano como la emisora anda desnortada desde un punto de vista simplemente ideológico. Hasta ahora la emisora dirigida por Javier Gónzalez Ferrari nadaba por mares del centro-derecha, con permiso de Julia Otero, musa del progresismo patrio. Pero es cierto que tras la "espantá" primaveral de Carlos Herrera, su línea editorial se ha difuminado, caminando hacia un centro que a vuelta del verano puede ser centro-izquierda.

Esta tesis la refuta el rumor que corre por la capital, que dice que Montserrat Domínguez se encargará de La Brújula a partir de septiembre. Si esta operación se confirma y Onda Cero incorpora a Montserrat; una de las estrellas de la etapa más progresista de Telecinco, ex locutora de la Cadena SER y actual directora de un medio como El Huffington Post; la pregunta sería con quién quiere competir Onda Cero; con la COPE, su tradicional rival, o con la Cadena SER. Hasta hace un par de años se decía por los mentideros que José Manuel Lara había visto una enorme autopista en la izquierda radiofónica, por lo cual iba a reciclar la musical Melodía FM en La Sexta Radio, una emisora donde Juan Ramón Lucas, estrella de la RNE en tiempos de Zapatero, y Julia Otero podrían compartir micrófono. Pero se da la casualidad que ambos locutores ya lo hacen en Onda Cero, quién lo hubiese dicho hace un tiempo.

Está claro que entre Planeta y el Gobierno no corren los mejores tiempos. Cuando Rajoy al fin alcanzó el poder, todos señalaban a Lara como su empresario más afín, pero ahora es todo lo contrario, ya que ante la férrea defensa de la propiedad de la línea editorial de La Sexta, apuntada como agresiva desde fuentes cercanas a Moncloa, la situación ha cambiado. Y mucho. Es por ello que la transversal Atresmedia podría salir perjudicada ante el concurso de canales TDT que prepara Industria, pero nunca se sabe. Por lo pronto, y de confirmarse el fichaje de Domínguez por Onda Cero, el sector viviría una auténtica revolución.

Y es que mientras Prisa rebaja el gas de la Cadena SER, Planeta lo aumenta por la izquierda. Y lo haría de la mano de una periodista que se manifestaba así en la revista Jot Down sobre la destitución de Jesús Cintora al frente de Las mañanas de Cuatro: "No conozco de primera mano los detalles de su salida del programa, aunque he leído que continúa en Mediaset. La nota de prensa sí me pareció llamativa y muy reveladora, porque no busca excusas: es una enmienda total al tono combativo que había creado Jesús Cintora, un estilo al que hasta ahora solo se había atrevido La Sexta. Pero estamos en tiempo electoral, el Gobierno se pone nervioso porque las encuestas no soplan a su favor y sacan la artillería… Y parece que Cuatro no ha aguantado el pulso. Me temo lo peor: que la guerra del Gobierno contra las voces más incómodas no ha hecho más que empezar". ¿O quizás no?

Comentarios