La enemiga número uno de Sálvame deja a la altura del barro al clan Campos, a Belén Esteban y a Jordi González







Tan solo unos días después de conocerse la sentencia del Supremo, que condenaba a Telecinco y a La Fábrica de la tele a indemnizar con 2.000 euros a Pepa Jiménez por "intromisión ilegítima en su honor", la periodista ha roto su silencio en una entrevista concedida al portal Exclusiva Digital.

Y Pepa no ha dejado indiferente a nadie en esta cita, vengándose cual francotirador ante el plantel completo de Sálvame; Belén Esteban, Terelu Campos, Kiko Matamoros, Mila Ximénez, Kiko Hernández, María Teresa Campos, etc. También se ha acordado en su monólogo de Jordi González y hasta de los propietarios de La Fábrica de la tele; Óscar Cornejo y Adrián Madrid.

La periodista se ha despachado sin cortapisas, especialmente con el "Clan Campos", ya que Terelu Campos presentó uno de los programas donde Pepa recibió los mayores insultos: "Cuando condenaron a la cadena a indemnizar con 125.000 euros a Terelu por el famoso vídeo erótico, ella, que es muy lista, les dice que no les va a cobrar a cambio de un trabajo. Un trabajo tan denigrante como el que hace (...) Yo he trabajado con las Campos; María Teresa me llamó para irme con ella a Antena 3 y aquello fue un desastre de audiencia y de todo, porque ella perdió el norte y se arrancaba los botones porque no tenía audiencia (...) Una vez la tuve que sustituir porque no se encontraba en condiciones, porque estaba triste y no le podíamos decir las audiencias porque lloraba, y tampoco podíamos sacar las portadas, porque salía Ana Rosa Quintana y también lloraba". Pepa ha calificado de "pringada" a Terelu y dice que se alegra de que la hayan quitado como sustituta del Deluxe.

Tampoco se ha librado de la venganza de la periodista Belén Esteban, afirmando que la animadversión de "La Princesa del pueblo" hacia ella viene porque le ofrecieron unas fotografías suyas "metiéndose unas rayas de cocaína en una discoteca", y también ha afirmado que cuando tenía buena relación le aconsejaba; "los de Ubrique te pueden quitar a tu hija por tomar cocaína, y ella me decía, yo no, yo no, y ahora le ha contado a Boris Izaguirre en un libro que iba a cocaína hasta arriba en ¡Mira quién baila! Es un juguete roto que acabará en una charca".

Tampoco se ha librado del furibundo ataque Kiko Matamoros, que ha sido calificado por la periodista de "drogadicto" y "maltratador", además de deslizar que utilizó a Carmina Ordóñez cuando "no estaba en condiciones". Pepa además ha exhibido en medio de la entrevista la denuncia que le puso su actual pareja, Makoke, y ha pronosticado que no se casarán, "porque él no tiene la nulidad". Por último ha calificado de "chorizo" a Kiko Hernández, de "rastrero" a Jordi González y ha invitado a Óscar Cornejo y Adrián Madrid, copropietarios de la productora que realiza Sálvame, que "hablen de su novio y de su padre", además de invitarlos a despedir a Mila Ximénez, Kiko Matamoros y Belén Esteban, "porque son drogadictos reconocidos, y cuando llevas a drogadictos a televisión dicen barbaridades".




Comentarios