La decapitación de Cintora y Revilla le cuesta el trono del mediodía a Mediaset







Ni la intensa campaña promocional del Grupo Mediaset para arropar la nueva etapa de Javier Ruiz al frente de Las mañanas de Cuatro ha bastado para evitar la sangría de espectadores, producida tras la destitución de Jesús Cintora. Las promocionadas entrevistas a Albert Rivera, Alberto Garzón o Susana Díaz no han evitado la debacle de Cuatro, que ha cedido el trono del mediodía en favor de Antonio García Ferreras en La Sexta.

Cintora, que fue relevado el pasado viernes 27 de marzo, marcó en sus últimos cuatro días, de lunes a jueves, una estupenda media del 12,4% de share, consiguiendo además 829.000 fieles diarios. Con estos resultados, el soriano obtuvo en su última semana cuatro triunfos sobre Al rojo vivo, que cosechó seis décimas y 45.000 espectadores menos que su rival.

Pero ahora las tornas se han invertido, tal y como podemos ver al comprobar los resultados en lo que va de semana. Javier Ruiz ha marcado un 11% de share, casi un punto y medio menos que su predecesor y una décima menos que Ferreras, que ha obtenido dos triunfos y un empate en estas cuatro jornadas. El relevo de Cintora también se ha dejado por el camino 189.000 espectadores de media, siendo superado en este campo también por Ferreras.

Algo habrá ayudado en este hundimiento la misteriosa desaparición de Miguel Ángel Revilla, el tertuliano estrella de la anterior etapa. Tal y como contó El Semanal Digital, el ex presidente cántabro ha sido uno de los más activos por las redes sociales a la hora de exigir la readmisión de Cintora, con el que ha compartido la Semana Santa, hecho que podría haber cooperado con su fulminante destitución.

Comentarios