El veto de Revilla, la crisis de las mañanas de la radio y la entrevista de la Campos a Esperanza Aguirre







Miguel Ángel Revilla, tertuliano estrella de Las mañanas de Cuatro, sigue sin aparecer por el programa. Parece que este hecho habría sido motivado porque el ex presidente cántabro encabezó una petición en Change contra Mediaset para exigir la readmisión de su amigo Cintora. Esta baja no ha ayudado al programa, que esta semana ha perdido en tres ocasiones contra Al rojo vivo, programa que ha recuperado el trono del mediodía. Y lo ha hecho con autoridad. No hay más que ver los resultados de ayer viernes; 13% de Al rojo vivo y 10,9% de Las mañanas de Cuatro, con más de 100.000 espectadores de ventaja para Ferreras. Mediaset tiene un problema sin Cintora.

La crisis de las mañanas de la radio 

El miércoles se estrenaron Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas en las mañanas de Onda Cero. La cadena de Planeta se suma a COPE y la SER, que años atrás partieron la mañana en dos. El hecho que las tres grandes emisoras españolas "partan" la mañana evidencian la falta de grandes comunicadores, ya que voces como las de Iñaki Gabilondo o Luis del Olmo no han encontrado relevos. Y esos grandes comunicadores no permitían la ruptura del programa matinal en dos bloques, aunque la moda se está extendiendo tanto que circula el rumor que Herrera se encargará de La Mañana de COPE entre las ocho y la una, haciendo de telonero Ángel Expósito.

La tourné de Esperanza Aguirre le lleva hasta el programa de la Campos 

Esperanza Aguirre sigue de campaña y su próximo destino es el plató de ¡Qué tiempo tan feliz!, programa supuestamente apolítico, pero que hará una excepción con la lideresa, que hablará de las canciones que le han marcado su vida. Mandarina producciones, factoría que se encarga del show de la Campos, se está quemando demasiado políticamente; no hay más que ver la docilidad de Un tiempo nuevo y el cambio de Las mañanas de Cuatro.





Comentarios