Pedrerol y Relaño se ven las caras con Florentino de por medio







"Las dos facciones" de la prensa madrileña deportiva las encabezan sin duda Alfredo Relaño y Josep Pedrerol. El primero ha resucitado un periódico hasta entonces menor, como es AS, para convertirlo en una máquina influyente y rentable gracias a su periodismo popular con píldoras de élite. Y el segundo ha irrumpido en el panorama con sus tertulias aliadas con Twitter, teniendo el mérito de resucitar la medianoche deportiva, en esta ocasión en televisión, con unos debates cargados de ironía y espectáculo. A los dos periodistas, hace un lustro evidentes cómplices, les separa su planteamiento ante el "ser superior", Florentino Pérez.

Relaño ha sabido distanciarse del empresario, convirtiéndose en el particular "Pepito Grillo" del presidente merengue, en parte gracias a liderar un periodismo crítico e independiente con su gestión al frente del club, hecho que le ha granjeado algunos problemas, solo salvados por una magnífica gestión económica que le hacía "insustituible" en el periódico del Grupo Prisa. En su penúltima trifulca con el hombre que le quitó la comercialización de productos oficiales del club blanco, Relaño ha encabezado una "campaña" para quitar de las alineaciones a Bale, "el último capricho" de Florentino. Lo hizo de dos formas diferentes; con un artículo crítico con la actuación del galés en el Camp Nou, y con una encuesta online que señala que casi el 70% de la afición blanca quitaría a Bale del once inicial. 

Pedrerol, que es señalado como el periodista más cercano al "florentinismo"-en parte porque Pérez le ha concedido cinco de las seis últimas entrevistas en televisión-, arremetió anoche contra "la prensa de Madrid" que salva a Iker Casillas y machaca a Bale, es decir, el Diario AS: "Le damos importancia a cuando salva partido "San Iker" cuando acierta, cuando falla hablamos de Bale. ¡Hombre, no!, parece que hablar de "el Salvador", de "San Iker", de el mejor y de sus paradas, pero cuando no está bien o no salva digámoslo también que no pasa nada por contarlo (...) hay una realidad que es la del aficionado del Real Madrid y otra la de la prensa de Madrid. En el caso de Bale con las numerosas campañitas. En el caso de Casillas, los aficionados ven los errores y la prensa de Madrid no los ve, está alejada de la realidad con el tema Casillas y Ramos". Quim Doménech, subalterno del catalán, apoyó su razonamiento y le reprochó a Tomás Roncero, emblema del periódico deportivo de Prisa, la citada encuesta: "Tu periódico lleva todo el día preguntando si hay que quitar a Bale del once inicial". 

Aunque algunos han ido más allá. Es el caso de Juanma Rodríguez, que desde Libertad Digital señala que "algunos editoriales" contra Bale habrían motivado los insultos a Bale en Valdebebas: "Pero como el descaro de algunos colegas es inacabable, ahora sí leo, y reconozco que no me sorprende, que "Florentino ha pagado 100 kilos por un jugador de 20". Este lento chirimiri, este calabobos de diseño, esta nueva operación cuyo único objetivo es hacer el mal por el mal, está empezando desafortunadamente a rendir pingües beneficios: anoche, por ejemplo, tres adoradores de Johnnie Walker hipnotizados por un editorial y dos programas de radio acabaron de cenar, cogieron su cochecito, se plantaron en Valdebebas, esperaron a que los jugadores salieran y la tomaron con Bale, a quien se dedicaron a insultar". 


Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario