Los trece programas más cutres de la historia de Telecinco







He aquí un ránking con los trece programas más cutres de la historia de Telecinco. La lista la encabeza sin duda Las noches de Tal y tal, donde Jesús Gil sentaba cátedra desde un jacuzzi rodeado por fulanas. Le podría seguir Cita con Apeles, donde el famoso cura y Rociíto hacían tándem. El bronce es para Conctaco con tacto, donde un espatarrado Bertín Osborne ayudaba a encontrar pareja. En el cuarto lugar está sin duda ¡Qué tiempo tan feliz!, ese programa casposo y navideño de María Teresa Campos.

Y le acompañan en el ranking hasta el puesto diez Bellezas al agua, ejemplo perfecto de la etapa Lazarov, Las bodas de Sálvame, donde Kiko Hernández hacía el ridículo como presentador, Cuñados, de lo peor de la factoría Moreno, Goles son amores, con Manolo Escobar y Loreto Valverde haciendo el resumen de la Liga, Uno para todas, donde señoritas ligeras de ropa empujaban a panolis de mediados de los noventa, y Hablando se entiende la basca, donde Jesús Vázquez, cuando quería ser un cantante heterosexual se hacía el molón con la chavalería. Patético. Completan la lista Morancos Channel 5, quizás en la peor etapa de este dúo especialista a usar la peluca como mejor recurso humorístico, Las joyas de la corona, donde "ninis" se empeñaban en ser verduleros delante de una alarmada Carmen Lomana, y Dejadnos solos, que fue aquel formato similar a Gran Hermano pero con niños. Lamentable.






Comentarios