Chicote erró el tiro; El precio de los alimentos







Había cierta expectación con el estreno del tercer proyecto de Alberto Chicote en Atresmedia, El precio de los alimentos. Pero el reportaje en cuestión fue intrascendente; ni aprendimos nada nuevo, ni el chef destapó ningún escándalo, ni vimos a un Chicote creíble, porque evidentemente le quedaba grande el traje reporteril de Évole.

A Chicote, que nos tiene acostumbrados a irrumpir cual "ñu" en los cuchitriles donde prescribe consejos, no le valió ni la técnica de Equipo de investigación, ya que el estilo de estos reportajes fue adaptado a los alimentos, transmitiendo el mismo tono trágico para mantener la tensión del espectador. Pero ni por esas, porque el programa fue una simple concatenación de reportajitos grabados por el chef en una plantación de tomates-en Rusia gustan dulces-, en un campo de trigo-el precio subió recientemente por unas heladas en Ucrania, en una ganadería de terneros, etc.

Pero nada de ello llamó la atención, porque el programa incidió en que los conflictos y desastres internacionales repercuten en el precio de la cesta de la compra. Gracias, porque no sabíamos que vivíamos en un mundo económicamente globalizado. No sabemos la intención de Atresmedia con el programa, solo que al grupo no le ha salido bien el experimento; gris, mediocre, insuficiente y decepcionante. Seguramente esperábamos a Chicote disfrazado de fallera irrumpir en una tomatera mientras algún depravado agricultor regaba con pesticidas prohibidos sus frutos. Pero nada de eso ocurrió...

Comentarios