La tijera de Vasile sale a pasear; María Teresa Campos se queda "sin medio programa" los sábados



Mediaset podría estar emprendiendo un nuevo plan de ajuste. Si Paolo Vasile seguía hasta hace pocos meses vanagloriándose por no haber despedido a ningún empleado del grupo en la crisis, ahora no podrá seguir manteniendo el discurso, tras la veintena de despidos de comerciales en Publiespaña.

Por no hablar de los recortes en la programación; el final de Ciega a citas en Cuatro, sin sustituto conocido en Cuatro, la cancelación por sorpresa de Hable con ellas y el recorte de la duración de ¡Qué tiempo tan feliz!, que este sábado arrancó a las siete y media de la tarde. Es decir, noventa minutos de programa menos, propiciado por la emisión de dos películas en sobremesa.

A Vasile le sigue inquietando el flojo arranque de Gran Hermano, que oscila en sus galas de jueves y domingo entre el 15 y el 17% de share, insuficiente para un formato de sus dimensiones.












Comentarios