Mediaset decapita a Big Bang Media al cancelar De buena ley y al no renovar Ciega a citas



Ayer La Mosca Mediática adelantaba en exclusiva que en los pasillos de Mediaset se rumoreaba sobre la próxima cancelación del programa De buena ley y la sustitución de éste por el nuevo show culinario de David de Jorge. Dicho y hecho, ya que hoy Mediaset reconoce que De buena ley ha sido cancelado y dejará de emitirse a finales de agosto; leer noticia adelantada por La Mosca Mediática.

También se ha sabido esta mañana, que Mediaset ha decidido no renovar a Ciega a citas por una tercera temporada, ya que se esperaba que como otros culebrones como Pasión de Gavilanes o Yo soy Bea, se disparase en verano su audiencia. No solo no ha sido así, sino que ha pasado de superar el 6% a atascarse en un 5%, siendo barrido en las últimas semanas por Zapeando con claridad.
Ciega a citas no tendrá una tercera temporada, pero Mediaset al menos ha tenido la delicadeza de encargar diez nuevos episodios para cerrar todas las tramas. Es de agradecer en estos tiempos.

Esta doble cancelación de Mediaset, supone que el grupo le pone la puntilla a Big Bang Media. La productora de confianza, impulsada hace cinco años por Alberto Carullo-ex director de antena de Telecinco- y Mariana Cortés-ex de Grundy, desde la cual y bajo su tutela se adaptó con éxito los culebrones colombianos Yo soy Bea y Sin tetas no hay paraíso-, queda herida de muerte con esta doble cancelación.

En los cinco años de recorrido Big Bang apenas ha podido encajar sus programas en la parrilla de los distintos canales de Mediaset, con una colección de varios patinazos; Uno para ganar, Me cambio de familia, Homicidios, Edificio España y Vitalbien-ambos para la TDT- y el proyecto Fuera de juego, que no vio la luz.

La cancelación de De buena ley y la no renovación de Ciega a citas supone la práctica desaparición de la compañía en España, que en los últimos meses ha buscado otros mercados. En concreto el de los dos países originarios de las dos cabezas visibles; Italia y Colombia. Carullo ha logrado colocar la adaptación transalpina de Pulseras rojas en la RAI, mientras que Mariana está viviendo en su país natal, Colombia, desde el pasado enero.

Big Bang no es la primera productora de confianza que queda casi fuera de Mediaset; antes lo hicieron Alba Adriática, tras los problemas de José Luis Moreno con La que se avecina-de la cual fue apartado y ahora se tiene que conformar con las galas navideñas-, o Molinos de papel, que ha perdido peso en el grupo tras la práctica desaparición de Callejeros, Callejeros viajeros y la salida de Frank Cuesta-ahora producen su show para Discovery-. En los últimos meses apenas ha recibido algunos encargos con pocas entregas; Entre rejas, Policía internacional o Fogones lejanos.

Las cuatro productoras en las que más parece confiar Vasile en la actualidad son La Fábrica de la tele-con Sálvame como gran baza del grupo, Hable con ellas ganando noches, Cazamariposas creciendo sin parar este verano y Chester renovado-, Mandarina producciones-con Cintora como revelación de Cuatro, el Todo va bien subiendo poco a poco, Mi madre... aguantando, la Campos asentada el fin de semana y Revilla preparando estreno-, Cuarzo-con AR por las mañanas, Iker Jiménez los domingos noche y el ¡Mira quién salta! en primavera- y Magnolia producciones-con Hay una cosa.., Supervivientes y Mujeres y hombres...-.













Comentarios

  1. Estás que te sales Mosca. A ver si abundan más las exclusivas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario