Las víctimas mediáticas de Iker Casillas-Diego López, César Sánchez y Cañizares-



No hay nadie en este país que pueda dudar de la valía profesional de Iker. Él ha sido capaz de emocionarnos con sus paradas-en mil tandas de penalties, a los pies de Robben en Sudáfrica o con los milagros en el descuento ante los atacantes del Leverkusen-. Pero tampoco nadie puede dudar de su "flor en el culo"; lo convocan por primera vez en el primer equipo con quince años-tras una sucesión de lesiones- y con diecisiete se convierte en titular tras otra infrecuente racha de lesiones de los arqueros blancos. Hay que decir a su favor que siempre ha estado a la altura, pero también hay que decir que siempre ha estado en el lugar indicado y en el momento indicado. Luego alcanza la titularidad de la Selección tras una extraña lesión de Cañizares-un bote de colonia le cortó un tendón del pie- y cuando pierde la titularidad del Madrid-por presiones de Hierro y compañía a su actual valedor Del Bosque-, César se lesiona en la final de la Champions e Iker se convierte-con permiso de Zidane- en el hombre del partido, con ese agónico final que le aupó a eterno salvador.

No es la primera vez ahora que la prensa se posiciona a favor de Iker. La presión de que hay que jugar por estatus o quién diga la prensa la sufre hoy Diego López, pero la sufrieron en el pasado César Sánchez y Santiago Cañizares.

Hace dos años César se intentaba vengar de Roncero con un ataque frontal en Punto Pelota-contando con la complicidad traidora de Pedrerol, que hoy llora la ausencia de su ultra-; "Te empeñaste en hacerme mal, pero eso me hizo más fuerte" o "No es necesario matar a alguien para alabar a otro". Se refería César a los ataques que sufrió de AS por alcanzar la titularidad blanca.

También esas presiones las sufrió "Cañete"; fue en el año 2000, en plena Eurocopa. Molina que se perfilaba titular había "cantado" la primera jornada contra Noruega. Entonces Camacho apostó por Cañizares, en vez de por el jovencísimo Iker. Entonces el AS y la SER empiezan a presionar en antena por la apuesta por Casillas. Y Cañizares cuando acabó la Eurocopa llamó así de enfadado a De la Morena-contado por el propio José Ramón en el libro Diario 2000 de El Larguero-,

-Tienes ahí unos hijos de puta que quieren hundirme
-¿Cómo puedes decir eso?
-No, no, si lo tengo muy claro. Han querido hundirme pidiendo que juegue Casillas antes que comenzara la Eurocopa, ¡no digas que no! ¿Has leído a Relaño? ¿Has oído a Lama todos los días? Han querido hundirme, y menos mal que no he fallado como le pasó a Molina, que si no me destrozan.

Hoy curiosamente Cañizares trabaja en Prisa-colabora en Carrusel y presenta El día después. Con los que no se habla es con Paquito y compañía porque vieron como una traición que se quedara, mientras su amigo del alma Juanma Castaño le invitaban a abandonar el programa-.

Pero lo que vemos es que los tres porteros que le han quitado el puesto han sufrido campañas de Prisa, como la sufre hoy Diego López, con el mismísimo Relaño posicionándose a favor de Iker.

Comentarios