Cambiar algo para que todo siga igual



Ha avanzado el portal Vertele los nuevos cambios de La mañana de La 1; menos corazón, adiós a la mesa política, adiós a la copresentadora Inés Paz-Mariló no quiere que nadie le haga sombra-, adiós a Luis Gutiérrez-llega el joven médico Julio Zarco-, se estrena plató y se priman los sucesos, o sea que para competir contra las privadas tiran de imaginación. En esta sección el camaleón Fernando Ónega se recoloca y conociéndolo le vemos futuro. Solo falta el poli Manolo Giménez.

O sea que cambia todo para que todo siga igual. Es decir, que sigue Mariló.
Las audiencias seguramente seguirán tan penosas como las previas-hay programas de tarde cancelados con medias parecidas a las de Mariló- y encima llega la sangre como en las privadas.

Pero Mariló pasa de todo; ella se mete en mil y un charcos. Esta ahí por lo que está, como guiño estúpido de ZP a Carlos Herrera, contratando a su mujer. ZP, que no era tonto, se fijó que desde que Canal Sur la había contratado, Carlos Herrera había "levantado el pie" contra Chaves. Ahora pagamos por ello.

Comentarios

  1. Pues yo me la follaba.

    ResponderEliminar
  2. Jaja yo tambien melafo.
    La tia es un pibon cuando le quitas el sonido.
    Cuando subes el volumen lo que queda es una tia muy sosa,que habla como con hastio;
    Como periodista no se si es ignorante o es que le es indiferente el tema que trate y por eso suelta la primera ocurrencia.

    ¿Tiene guion?

    ¿lleva pinganillo?que le dicen?hace caso?

    Por cierto me parece que se separo del facha de Carlos Herrera (a lo mejor le viene de ahi todo ese aburrimiento) y que se habia ido con un jefe de RTVE.

    ResponderEliminar
  3. Es una faxa y tauricida de mierda

    ResponderEliminar

Publicar un comentario