Sobre la deriva delictiva de la ex de Ortega Smith





Cristina Seguí ha sobrepasado todos los límites de lo admisible en el estreno de 'Cseguí', subproducto alojado en el canal en Youtube del siniestro Javier Negre. La ex de Vox ha querido aprovechar el tirón del bulo propagado por la extrema derecha mediática sobre Pablo Iglesias, que no ha roto con Irene Montero y no está viviendo con Lilith Vestryinge.

Seguí, puritanismo arbitrario y liberticida, segura que las parejas de Iglesias son "Cicciolinas guerracivilistas del harén", califica al vicepresidente segundo de "chepas" y compara el ascenso político de Irene Montero con los "pisitos de querida".

Con un discurso manchado por un tufo machista y clasista, digno de su nivel intelectual, asegura que "feministas de botellón y cajeras del Saturn son ascendidas a ministras o a verduleras del gallinero del Congreso".

Dardo contra la víctima de La Manada

Lo peor está por llegar: Seguí pone a caldo a Pablo Iglesias por unas conquistas que nadie es quién para juzgar, pero se muestra más comprensiva con un famoso que ha admitido de forma implícita que se propasó con decenas de mujeres: Plácido Domingo.

"Yo no sé si Plácido es un poco mierdas, pero estoy segura que es la mitad de 'pichabrava' que el vicepresidente Iglesias, que en los últimos tiempos ha expandido de forma especular su 'pollódromo'", dice.

Seguí, que utiliza la táctica nazi de intentar desacreditar a sus adversarios ideológicos con infectos ataques personales, demuestra el tipo de persona que es y asegura que lo que dice de Iglesias "puede ser mentira, pero siendo mujer me creeréis si o si, hermanas".

En definitiva, que esa tipa es capaz de utilizar a una chica que según la sentencia del Supremo fue violada en repetidas ocasiones para darse publicidad y hacer caja en Youtube. Esperemos que alguna asociación feminista haga su trabajo y la lleve en los tribunales para que se mofe ante un juez sobre la víctima de 'la Manada'. Ella, persona verbalmente agredida en su ciudad, ahora se ha convertido en agresora.

Un currículum digno de su discurso

A Cristina Seguí seguro que no le gustará que la traten como ella trata a Irene Montero. Porque algunos podrían recordarle que es una ex de Ortega Smith cuyo mayor logro mediático fue posar ligerita de ropa en Interviú antes de acabar defendiendo en tertulias a Vox (partido del que se largó tras acusar a su cúpula de corrupta).

Ahora, tras ser despedida de las tertulias de Atresmedia y Mediaset, quiere dar la nota poniéndose al infranivel de 'Un tío blanco hetero' y todo ese estercolero que nace de la escuela machista de Jordan Peterson.



Leer más: Javier Negre, nuestro Dreyfus. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario