¿A qué juega mediáticamente Pablo Iglesias?




El secretario general de Podemos ha perdido el norte entre el autoritarismo y la autocomplaciencia. Rodeado de una camarilla de palmeros que no le dicen que se haga a un lado, Iglesias copia sin duda lo peor del 'carrillismo': centralismo, egolatría y miopía mediática (al menos Iglesias parece no haber copiado el servilismo cortesano de don Santiago).

Tras el desastre de las andaluzas, Podemos alienta un cordón sanitario mediático a VOX y una oleada de protestas callejeras universitarias en el sur mientras Monedero y los 'anticapis' se cruzan navajadas revanchistas tras la demagogia barata contra el chalé y por la obsesión del 'pablismo' de mandar en cada rincón del partido.

La formación morada debiera saber que en la democracia tiene que haber cabida para chusma demagoga como Abascal y la chavalería debiera haber votado el domingo para que un ciclón más catalanófobo que xenófobo no se hubiese disparado ante un 40% de abstención. Un demócrata de verdad no pediría una cacería contra VOX, ni que siga habiendo presos políticos en España, ni que se ilegalizasen en el pasado formaciones políticas abertzales, ni que Franco siga en el Valle de los Caídos mientras los huesos de miles de republicanos se pudren en las cunetas, ni que hubiese un terrorismo de Estado tolerado por una ciudadanía que se hacía la demócrata cuando tocaban arrebato.

Cero autocrítica

Ayer Pablo declinó hacer autocrítica, tampoco la hacen los 'anticapis', y se dedicó a decir que Eduardo Inda tiene la culpa del auge de VOX. Si se cree que un tertuliano menor tiene tal capacidad es que está desnortado. Si utiliza al director de OK Diario como 'pimpampum' para evitar el debate interno, tal y como hizo cuando el portal contó la verdad sobre el irrelevante 'Galapagargate', es que es un manipulador. Y si es que Inda e Iglesias están encantados con la guerra, es que nos encontramos ante dos siniestros actores.

Iglesias ayer también se atrevió a insinuarle a Ferreras que debe echar a Inda de La Sexta: "Creo que mucha gente tendrá que hacer autocrítica de lo que representa estar escuchando la basura de Eduardo Inda durante muchísimas horas en televisión. Todo eso, favorece que los que vienen con el discurso machista, el discurso del odio, el discurso contra las mujeres el discurso contra los derechos de los trabajadores, el discurso de las fake news, el discurso de Bolsonaro puedan tener su espacio en España". No sería la primera vez que Podemos pide la cabeza del tertuliano, tal y como desveló Ok Diario, sombrío y amarillista portal parido por un periodista con pocos escrúpulos.

El secretario general de Podemos debe asumir que Irene Montero sea la próxima candidata de la formación morada y debe regenerar su cuadrilla aznarista mediática tras enchufar a Pedrojota en TVE, lamer a la ex monclovita Lucía Méndez, dejarse susurrar por Juliana, permitir que Ramón Espinar se zumbe los principios morados con el pacto con José Pablo para colocar en Telemadrid de Fallarás y del equipo de 'Las Mañanas de Cuatro', y entrevistar en el año del #Metoo al 'antifranquista' sableador y libidinoso Luis María Anson.








Comentarios