Akelarre franquista en 'Sálvame'










La franquista Pilar Gutiérrez se ha convertido en la opinadora estrella del 'Ya es mediodía', fallido sustituto de 'Las Mañanas de Cuatro'. Y por las tardes sujetos como Jesús Manuel Ruiz, Kike Calleja o Antonio Montero defendían anteayer las virtudes de la dictadura en Sálvame.

Ruiz, que hubiese sido ajusticiado en la Guerra Civil por su condición sexual, fue el más vehemente. Pero sus compañeros no se quedaron atrás. Kike Calleja, que no era el más listo de su clase, afirmaba que "tenemos sanidad pública gracias a Franco. Todo el mundo tenía trabajo en esa época y a los presos les hacía trabajar y cobraban un sueldo". Le faltó explicar que existe sanidad pública en toda Europa y ellos no sufrieron a Franco, que la dictadura no sacó a España de su paro crónico  y que los presos lo eran en muchos casos por el delito de ser demócratas.

El paparazzi Antonio Montero también se dolía por la mala prensa del responsable directo de 150.000 muertes: "Me sabe mal que se manipule la historia para enfrentar a la gente. Se habla de la historia de los Franco con demagogia y desinformación absoluta". Ayer María Patiño también protestaba por el rencor con el que se habla sobre el tirano, cerrando el círculo sobre la apología del franquismo. Todo ello sin que un juez diga ni mu.

Estos comentarios demuestran que Bob Pop tenía razón. El subdirector de 'Late Motiv' lo explicaba así en una entrevista en El Mundo: "Lo que ocurre con 'Sálvame' es que hace tiempo que dejó de hacer corazón. Es un reality que proyecta una ideología neoliberal salvaje: gente que ha cumplido los 50 que se humilla y hace lo que sea por conservar un puesto de trabajo. Transmite el mensaje de que no hay otra forma de sobrevivir si estás en el mercado laboral". Ya ven: franquistas en lo político, neoliberales en lo económico y chusma en lo humano.






Comentarios