Saltan las alarmas en Trece por los fallidos sustitutos de 'Detrás de la verdad'










En noviembre el siniestro tratamiento al caso de "La Manada" acabó con la vida de 'Detrás de la verdad', tal y como avanzó en exclusiva La Mosca Mediática. El canal de la Conferencia Episcopal decidió relevar a este espacio de sucesos por cuatro formatos blancos y familiares que ocupasen la medianoche.

Pero los nuevos formatos no están logrando las audiencias deseadas, tal y como se evidencia en las audiencias de la semana pasada. El lunes el programa 'Crónica vaticana', presentado por Irene Pozo, acaparó un 0,9% de share que hundía la media de Trece tras 'El Cascabel' (2%).

El martes es el día del espacio de entrevistas 'Entre dos', que de la mano de Fernando de Haro marcó un 0,8% lejano al 1,9% de la tertulia política moderada por Antonio Jiménez. Al día siguiente los reportajes de 'El lado bueno de las cosas' se hundieron hasta un 0,5% que dejaba muy atrás a su predecesor (1,9%).

Aun así en Trece existe confianza en este proyecto por reportajes como el de La Catedral de Justo, "que es el tipo de contenidos socio-religiosos que buscamos para la nueva etapa', señalan fuentes cercanas al canal a La Mosca Mediática. El jueves 'Trece en pantalla grande', espacio cinematográfico de los críticos Jerónimo José Martín y Juan Orellana, cosechó un gris 0,6% con el que apenas sumaron la cuarta parte de 'El Cascabel' (2,2%).




Comentarios