Fin de ciclo: los daños colaterales de la cancelación de 'GH VIP'










Lecturas adelanta que Mediaset ha decidido cancelar la próxima edición prevista de 'Gran Hermano VIP'. Este hecho evidencia que Telecinco pretende guardar su formato estrella para oxigenarlo. Pero la caída y fin de ciclo de este reality-show supone un cataclismo para el grupo que dirige Paolo Vasile, ya que 'Gran Hermano' no era un programa: era el Programa. Los daños colaterales de esta cancelación son varios:

- Los números de Telecinco: 'Gran Hermano' dejó de ser el emblema de la cadena a un quebradero de cabeza por su desgaste. La cadena intentará cubrir este reality-show con series, talents, cine o fútbol, lo que encarecerá el coste del prime-time de una cadena que se veía beneficiada por las sinergias que provocaba un formato como 'GH', que tiene un coste en su gala principal de los jueves de alrededor de 600.000 euros. Pero si el formato lograba los números adecuados contaba con dos debates extra en prime-time que contaban con un coste de saldo: 200.000 euros.

- Varios rostros de la cadena: Jorge Javier Vázquez intentará en 2018 hacer olvidar que ha sido involuntariamente "el enterrador" del mítico concurso. También se quedan en fuera de juego Jordi González o Sandra Barneda, que se quedan prácticamente sin proyecto al que dedicarse tras este palo.También se ven perjudicados personajes como Kiko Matamoros, que tenía un calendario particular marcado por 'GH VIP' tras su salida acordada de 'Sálvame'.

- Zeppelin TV: la productora había sobrevivido con entidad propia dentro de Endemol gracias a este reality-show, puesto en pie gracias a un equipo de 150 personas que hasta ahora vivían y convivían durante más de 6 meses al año para dar vida al mastodóntico formato.

- 'Sálvame': tras evidenciar un brutal desgaste otoñal, el programa podría cobrar de nuevo vida tras la previsible entrada de Kiko Matamoros, que se suponía que iba a nutrir de horas de debate a 'Sálvame' en el primer trimestre de 2018. No será así y el programa intentará reinventarse...otra vez.



Comentarios