Los 7 actores mediáticos implicados con Villarejo, rey del juego sucio e íntimo de Inda










La caída ayer de José Manuel Villarejo por "cohecho" y "blanqueo" evidencia que el siniestro ex comisario, "soy un servidor del Estado", ha perdido el poder que ostentó durante décadas. En los últimos años varios medios de comunicación publicaron sin rubor varios dossieres vomitivos elaborados por un pájaro que disfrutó del cobijo del Gobierno. La utilización por parte de Moncloa de "las cloacas del Estado" para derribar con mezquindades a proyectos políticos (Podemos y el procés), evidenció que el papel está corrompido y que la democracia es un formalismo en vez de ser una realidad. Repasemos los 7 actores de la trama mediática de Villarejo:

1- Eduardo Inda

Si alguien se ha visto salpicado por su cercanía a Villarejo es Eduardo Inda, que el 17 de enero de este año hacía temblar los cimientos del Sistema desde OK Diario: "El CNI compró el silencio de Bárbara Rey, amante de Juan Carlos I, con fondos reservados en Luxemburgo". Público denunciaba inmediatamente después que Villarejo "había amenazado con tirar de la manta con Corinna" para amortiguar el impacto de sus procesos judiciales. Pero Inda se dejó pelos en la gatera tras la salida del jefe de investigación de su periódico, Francisco Mercado, que mostró como el ex director de Marca manipulaba de madrugada los titulares de sus reportajes con la intención de "matar" a Podemos. Pero no era el único muerto para Inda, que le mandó a Mercado el siguiente mensaje a través de su móvil: "Hay que matar (informativamente hablando) a Martín-Blas".

Villarejo reconocería en uno de sus juicios que siempre había tenido relación con periodistas y que Inda e Urreztieta, a los que intentó utilizar como coartada en el apuñalamiento de la Doctora Pinto (que denunció al "Compi Yogui" de Doña Letizia), le habían "sido de ayuda en algunos trabajos". Recuerden que entre octubre de 2014 y enero de 2015 Eduardo y Esteban firmaron tres informaciones falsas que han sido desmentidas en los juzgados: una supuesta cuenta en Suiza de Xavier Trías, un informe fabricado mediante montaje policial contra Podemos llamado PISA, y una grabación que supuestamente probaba que el CNI y Martín-Blas manipulaban pruebas contra "El Pequeño Nicolás", compinche de Villarejo y convertido en inofensivo clown por obra y gracia de Mediaset. Pero Inda y Urreztieta siguen tranquilos porque en este país solo se judicializan algunos chistes.

2- Jaume Roures 

El brutal trabajo de Público durante 3 años destapó a Villarejo y dio lugar al documental 'Las cloacas del Estado'. Es cierto que esta obra dirigida por Jaume Roures era de parte y no alcanzaba una calidad técnica admisible para el prime-time. Pero no es menos cierto que su relevancia invitaba a que algunas cadenas de televisión hubiesen tenido la valentía de emitir la cinta. El productor explicó con resignación la negativa: "Las respuestas fueron de que no era un buen producto televisivo en algún caso, y en otros que eran de parte, como si nosotros defendiéramos a no sé quién".

Villarejo contraatacó ante las informaciones de Público y lo caricaturizó en una entrevista concedida a OK Diario como un altavoz del CNI: "Que un periódico de izquierdas nunca hable mal del CNI eso es meritorio para el CNI, que ha conseguido penetrar en ese medio y tenerlo a su disposición". Y añadió: "El señor Roures quería mandarme a una persona de su máxima confianza para tener una comida. Iba a ser a calzón quitado para hablar de todas las querellas y denuncias que yo les había presentado. Me dan plena garantía de que va a ser una comida en un reservado y que no se va a grabar".

El ex comisario también apuntó a la entrepierna de Carlos Enrique Bayo: "En el último momento me dicen que si no me importa que esté Bayo. Entonces apareció Bayo acompañado al hombre de confianza. E incumple el trato y el compromiso. Tuve la intuición porque el señor Bayo empezó a mover el teléfono para dirigirlo hacia mi, sobre todo cuando le dije que había participado en la detención de sus padres, como terroristas que habían participado con ETA, en el atentado de la calle Correo".

3- Javier Ayuso 

El 15 de marzo de 2015 El País comenzó a cavar la tumba en la que ha caído Villarejo con ayuda de Soraya, a la que acusó en 'Salvados' de diseñar la infame "Operación Catalunya". El periódico de Prisa titulaba a 4 columnas: "El comisario Villarejo participa en 12 sociedades con 16 millones de capital".

El daño estaba hecho y el rey de las cloacas se defendería con una carta enviada a Susanna Griso para atacar a Javier Ayuso, contertulio de 'Espejo Público' y director en la sombra del periódico que fundó Polanco. Lo hizo con su habitual estilo: golpes bajos, exceso de mayúsculas y faltas de ortografía por doquier que hemos corregido para confort de sus ojos: "El señor Ayuso sabe, que es falso que yo esté filtrando algo, ni menos aún que esté amenazando a nadie, y aprovecho la ocasión para negarlo rotundamente".

Y añadía: "Tengo, como no podía ser de otra manera, el máximo respeto a las instituciones del Estado y por tanto a la Corona y a sus dignos representantes. Una acusación de tal gravedad, de ser un periodista profesional, debería haberla avalado con alguna mínima prueba y solo se ha limitado a transmitir el mensaje de su “Señor” con rumores y bulos malintencionados. Y no por repetir una mentira se convierte en verdad y él miente con total descaro".

4- Federico Jiménez Losantos

Los oyentes de esRadio conocerán la anécdota machaconamente repetida por su locutor estrella: Villarejo llamó con intención de acercar posturas con Losantos y éste lo denunció en antena. Desde entonces las constantes referencias del periodista contra el ex comisario desde la radio o en sus artículos no han cesado: "El CNI de Soraya Sáenz de Santamaría, que pastorea cloacas policiales con menos aparato mediático que Villarejo (De Blas, García Castaño) y que desde El País ha intentado destruir, sin éxito, el villarejato, atrincherado en un Ministerio del Interior tan minado por la corrupción que se ha podido espiar al Ministro en su despacho sin que éste se atreviera a presentar denuncia. Con razón: no podía denunciar a los que habían hecho para él encargos difícilmente defendibles en los tribunales".

Villarejo envió un duro burofax al director de 'Es la mañana' en el utilizaba el atentado que sufrió a manos de Terra Lliure para lanzarle una mezquindad sin pruebas: Se comportó con la misma actitud de pánico que adoptan los delincuentes cuando sienten cerca a la policía y temen ser descubiertos. Posiblemente le traicionó su viejo instinto de militante creo de la Liga Comunista Revolucionaria-ETA VI Asamblea, donde creo que militó o tal vez, volvió a sentir el miedo que sufrió cuando recibió el aviso en la rodilla, que según dicen, yo no lo sé, fue por quedarse con la caja de la banda donde militaba".

Y añadía: "Y como estoy convencido de que quien se comporta como usted, de calumniador y matón de medio pelo, que amenaza todos los días, con el efímero privilegio que cree que le da su alcachofa y su verbo de charlatán de mercadillo, voy a dedicarme a recoger los testimonios de las personas que se atrevan a denunciar las amenazas que usted hace para conseguir dinero, publicidad o privilegios que cree merecer… "porque usted lo vale todo y nadie se lo reconoce"".

5- Hermann Tertsch

En pack. Villarejo acusaba a Hermann Tertsch, Isabel San Sebastián y al portal Estrella Digital de cobrar de "las cloacas", tal y como sostenía un informe publicado por El Confidencial: "A través del Canal [de Isabel II] se realizan suculentos pagos para asegurar fidelidades a medios de comunicación mediante la adjudicación de publicidad institucional sin control alguno ni justificación ni licitaciones ni mediante ningún sistema de autoría, la cual debería existir, al tratarse de dinero público, dilapidado sin control".

Y añadía: "Mediante abultadas facturas, en la mayoría de las veces por servicios inexistente, se controlarían a agencias de publicidad, para generar noticias falsas positivas para ensalzar la labor de los políticos y/o se corrompería a tertulianos y periodistas que mediante pagos, parte en efectivo, modularían a la opinión pública ensalzando a sus benefactores y criticando a los adversarios, todo ello con dinero del contribuyente".

Este texto se publicó antes de airearse la conexión de Estrella Digital con el Canal de Isabel II y antes de conocerse el vínculo de la número dos del periódico, Libertad Martínez, con Ignacio González, que la ayudó a entrar como contertulia en el Canal 24 horas de TVE.

6- Fernando Lázaro

El periodista de investigación de El Mundo publicó en febrero de 2015 un descarnado reportaje, "El Comisario más oscuro", en el que desvelaba algunos de sus aspectos más desconocidos. Villarejo se vengó con una carta en el que tiraba bajo: "Sabes que te he defendido siempre en tu gremio, cuando te han señalado como uno de los de la lista del fondo de reptiles, que cobra para publicar lo que interesa a los que mandan..., creo que tú no eres de esos. Como nunca me creí lo de los reptiles, cuando te preguntaba porque no te defendías de lo que tus compañeros decían de ti, siempre me contestabas, prefiero ser un "periodista amable" y quedar bien con todos a quedarme sin trabajo".

7- Dani Montero 

Es cierto que el periódico de Pedro J. Ramírez no ha destacado en demasía en informaciones del Caso Villarejo, pero sí que tiene en nómina a Dani Montero, ex responsable de la página web Información Sensible que es propiedad del ex comisario. Losantos se lo recordaba con cajas destempladas: "Es curioso que medios vayan de independientes cuando filtran temas de Villarejo, la UCO y la Fiscalía Anticorrupción. Más grave es tener en nómina al que le llevaba la web a Villarejo para chantajear al Rey y al Presidente del Gobierno. Cuando tienes en nómina a las cloacas de Interior, lecciones las justas. A partir de ahí se pueden dar clases de ética y política". 

En resumen

Morirá matando Villarejo, quizás utilizando a Inda. El mandamás de OK Diario ha negado sus evidentes vínculos pero no puede ocultar que sus movimientos en el barro le ha puesto la camisa perdida de lamparones. Quizás a Inda este hecho ni siquiera le importa, pero en los últimos tiempos no dejamos de advertir que la suciedad del periodismo ha tocado cotas inasumibles para una sociedad democrática.

Comentarios