El cambio de actitud de Kiko Hernández











Kiko Hernández rompió ayer su habitual silencio sobre su intimidad para vender en portada de Diez Minutos la imagen de sus hijas. Hay innumerables ejemplos del tertuliano poniendo a caer de un burro a diversos famosos por hacer lo mismo. Pero el tertuliano de 'Sálvame' es el intocable: solo a él le permiten montar un casting para salir del armario (para posteriormente después decir que era todo mentira porque era heterosexual). Solo a él no le preguntan por su condena por apropiación indebida. Y solo a él le hacen el regalo de hace dos años. Recuerden, Belén Esteban, siempre tan impulsiva, soltó en 'Gran Hermano VIP' que Kiko tenía novia. Él puso mala cara, señaló que a su salida del reality-show hablaría con ella, pero desde entonces nada más hemos sabido del tema. ¿Por qué disfruta Kiko Hernández de este confortable silencio? ¿Le tienen miedo? Eso parece. 



Comentarios