La Cadena SER fulmina a Gemma Nierga tras tres décadas










Se barruntaban cambios en Prisa Radio y no han tardado en llegar: Gemma Nierga dejará de encargarse del segundo tramo del magazine de 'Hoy por hoy' a partir de la próxima temporada. Con la decisión de la SER de no renovar a la comunicadora catalana se pone fin a una relación laboral que ha cumplido tres décadas. En 1987 Gemma se incorporaba a Radio Barcelona como reportera, pasando posteriormente a presentar 'Parlar per parlar'. La adaptación nacional de este espacio de testimonios, 'Hablar por hablar', le daría el salto a la fama en 1994, hecho que le ayudaría a gozar de la confianza de su empresa para relevar a Sardà a partir del 97 en 'La Ventana'.

Desde 2012 hacía tándem con Pepa Bueno, pero la perdida interanual de casi medio millón de oyentes en las mañanas ha motivado a que la SER tome esta drástica decisión. La información, adelantada por Ara, señala que se desconoce su sustituta y que Pepa se mantendrá entre las seis y las diez de la mañana, aunque algunas voces apuntan a que Javier del Pino podría hacerse cargo del espacio entre las seis y las doce.

La constante pérdida de las señas de identidad de la SER

Había que parar la sangría que se evidenció en el último EGM, que certificó los peores números de la SER en seis años y una caída de 600.000 oyentes en tan solo un año, viendo como la COPE no para de crecer y se encuentra a 800.000 seguidores de robarle el trono. Pero este sorprendente golpe de timón supone un duro golpe a una emisora que ha perdido a demasiadas voces emblemáticas en sus últimos años: Iñaki Gabilondo (2005), Carlos Llamas (por fallecimiento, 2007), Paco González (2010), Íker Jiménez (2015), José Ramón de la Morena (2016) y Gemma Nierga (2017), a los que hay que sumar incomprensibles cancelaciones por razones presupuestarias de  'El Cine de Lo que yo te diga' (2009) y 'Si amanece nos vamos' (2012).

Estas piezas han sido relevadas por voces con menor tirón, insípidas y que procedían del tedioso mundo de los informativos televisivos: Carles Francino (2005), Manu Carreño (2011 y 2016) o Pepa Bueno (2012), que se han visto acompañados por otros fichajes con más tino, Àngels Barceló (2005) o Javier del Pino (que en 2012 dejó su corresponsalía para volver a Madrid). De aquel "dream-team" que arrolló al ambicioso plan de Telefónica con Onda Cero en 2003 solo quedaba Gemma y se la han cargado.

La deriva institucional e ideológica de Prisa, torpemente comandada por Juan Luis Cebrián, sigue afectando a Prisa Radio, que ve como la hija del Presidente del grupo, Eva Cebrián, es incapaz de encauzar el rumbo de las emisoras musicales. Tan solo algún soplo de aire fresco de la SER en horarios alternativos o marginales ('La vida moderna', 'Acento Robinson', 'Las noches de Ortega', 'Son Estrella Galicia' o 'Nadie sabe nada') "suenan" a lo que fue la SER. El resto demuestra la deriva de un grupo que ha dejado huérfano a un sector ideológico que se tiene que refugiar en el podcast o en la televisión online ('Carne Cruda', 'Lo de las noticias', 'No te metas en política', 'La Tuerka' o 'La Cafetera') para cubrir su hueco.



Comentarios