Ferreras retratado: sale a la luz que ayudó a frenar el Caso Ignacio González






El País ha publicado hoy la transcripción de una conversación entre Mauricio Casals y el ex presidente madrileño Ignacio González en la que el presidente de La Razón admite haber mediado ante Ferreras para que se abstuviera de reproducir la investigación de El Mundo sobre el ex líder popular: "Hoy, de momento, hay tranquilidad, y La Sexta se ha portado" (…) "Se ha portado García Ferreras de cine. Ha sido esta mañana yendo hacia el aeropuerto que le he llamado (…) y digo: 'Mira, un favor personal'. Dice: '¿Pero tú estás seguro?' Digo: 'Yo ya no estoy seguro de nada. Pero, coño, no jodamos, que no hay una nueva información".

Ferreras ha cargado en la edición de hoy de 'Al rojo vivo' contra El País, ha recordado las investigaciones de La Sexta contra González y ha admitido que él declaró contra él en un juzgado: "Yo en persona acudí ante la Policía y declaré en la Fiscalía contra Ignacio González. Y quizás pronto sepamos por qué más de un medio miraba para otro lado". Como ven la Operación Lezo no deja de dejar cadáveres por el camino con la credibilidad por los tobillos: en Atresmedia/Planeta (Casals, Ferreras, Marhuenda o Creuheras), RTVE (José Antonio Sánchez) o Estrella Digital (Libertad Martínez). 

El director de La Sexta, ardid contra la corrupción, queda retratado al igual que Marhuenda, radiografiado por Joan B. Culla en El País: "El periodismo de chantaje ha existido siempre; además, la rápida desimputación de Casals y Marhuenda (este último, comisario de policía honorario por gentileza del ministro Jorge Fernández...) demuestra que, cuando se tienen buenos contactos y amigos en el establishment, es fácil salir de un apuro judicial. Con todo, lo que resulta sensacional es el contraste entre los comportamientos del personaje y sus posturas ideológico-políticas, las que expresa la línea editorial de La Razón y las que él mismo ha enarbolado en incontables tertulias. Lo asombroso es que quien se jactaba de usar el diario para presionar a Cristina Cifuentes lleve cinco años denunciando la “manipulación” y el “servilismo” en los medios de la Generalitat, la “asfixiante hegemonía” del discurso independentista en Cataluña y el carácter mercenario de los opinadores de esta sensibilidad... ¡Él, cuya continuidad laboral dependía —Mauricio Casals dixit— del celo con que defendiese al encausado Rodríguez Sobrino! ¡Ellos, que querían movilizar a todos los medios del Grupo Planeta para coaccionar a Cifu!". 

Jesús Cacho por su lado analizaba el Voz Pópuli la figura de Casals: "Hombre de permanente sonrisa y mala salud de hierro, de inteligencia poco común, Casals, 68, es la pieza clave de un engranaje que solo podría funcionar en un país con un deterioro institucional tan acusado como el nuestro. Que sólo podría progresar entre la corrupción institucional. Toda la información que genera esa máquina de picar carne que es el Madrid político pasa por Casals. Desde el glamuroso bar del Hotel Palace de Madrid mantiene la conexión entre Moncloa y el Grupo Atresmedia, cuida los intereses de la familia Lara, da órdenes al “presidente” Crehueras, vigila el desempeño de Farreras, ordena, trafica, promete, sonríe, y si hace falta, amenaza. María González Pico, guardaespaldas de Soraya, es su contacto directo con la vicepresidenta, y Paco Marhuenda, su chico de los recados. Y aún le queda tiempo para abrir puertas a los capos del negocio de la sanidad privada a través de IDC Salud (antes Capio), y para facturar suculentas minutas desde sus sociedades –el gran Mauricio se define a veces como un “consultor” independiente que tiene entre sus clientes a Atresmedia- a notorios empresarios cuyos sillones protege de las asechanzas de gobiernos poco amigos, caso de Antonio Brufau (Repsol) o Javier Monzón (Indra), entre otros. Casals ejemplifica como pocos el tótum revolútum en que ha devenido la vida política madrileña, melé perfecta en la que participan políticos, empresarios, jueces, conseguidores, policías corruptos y periodistas venales, gente que trafica con influencias, vende favores, guarda secretos e intenta hacerse rico en el lado oscuro de la ley". 


Comentarios