La marcha de Josep Cuní dispara la rumorología sobre el futuro de 8 TV










Godó reafirmó su apuesta en 2011 por 8 TV, durante la mayor parte de su vida dependiente de Arús y los enlatados, y quiso dar un salto de calidad, hacerse mayor de edad y tutear a la madre displicente que es TV3 robándole a su estrella matinal; Josep Cuní, que por extraño que resulte es el paradigma de la independencia periodística en Catalunya. Pero Naciò Digital ya ha confirmado el rumor: Godó ha decidido no renovar a su estrella "por caro", ya que la productora del comunicador, Broadcaster factura más de dos millones de euros anuales. Cuní es director, presentador y productor del informativo 8 al día, que marca unas audiencias en torno al 5% de share.

La rumorología apunta a que Cuní podría regresar a partir de septiembre a TV3 para ocupar el hueco de Divendres en las tardes de la cadena autonómica, ya que el magazine que produce El Terrat está sentenciado por la cúpula del canal por las pobres audiencias que marca pese a los 2,3 millones de euros de presupuesto con los que cuenta, y porque ni siquiera el fichaje de Helena García Melero ha surtido efecto.

8 TV, que arrojó unas pérdidas de casi seis millones y medio de euros en 2015, vio como Mediaset miraba para otro lado en la última ampliación de capital emprendida, hecho que evidencia que Paolo Vasile y compañía están deseando desinvertir en un canal autonómico privado que en teoría no cierra y que cuenta para la próxima temporada con la continuidad de su espacio más emblemático, Arucitys, al que le podría acompañar un nuevo espacio informativo donde no estará Cuní, al que algunos incluso quieren situar en TVE, cadena que bajo el Gobierno Zapatero ya quiso hacerse con sus servicios.









Comentarios