Las cinco pruebas de Abellán que desacreditan a la industria radiofónica española, al EGM y a la cúpula de COPE








La mayor parte de los medios españoles han vuelto a tener un comportamiento miserable hacia la catarata de exclusivas cargadas de netroglicerina que vomitó la semana pasada José Antonio Abellán. Tan solo medios como Voz Pópuli, la versión digital de El Mundo y otros más pequeños (PR Noticias, Extraconfidencial, La Gaceta, La Cuarta Columna, Dircomfidencial y algunos de temática religiosa) se han dignado a dar cuenta de una rueda de prensa protagonizada por el locutor abulense que sin duda cambia todos los esquemas existentes sobre la industria radiofónica española. ¿Qué han contado sobre este hecho Libertad Digital, El Confidencial, OK Diario o El Español? Nada, todo es silencio cómplice y cobardía como muestra de sumisión hacia el poder.

Pero volvamos a Abellán, estrella radiofónica hasta 2010, año en el que fue apartado del micrófono de COPE por puro interés empresarial. ¿El motivo? Barriocanal fue incapaz de encontrar un "plan B" empresarial tras la salida de Jiménez Losantos por presiones políticas. Un año y medio antes, enero de 2009, el director de El Tirachinas había tocado techo profesional tras forzar con sus investigaciones la dimisión de Ramón Calderón al frente de la presidencia blanca. Abellán, como todos, se lo creyó y tras el regreso de su amigo Florentino comenzó a hacer una radio con desgana mientras rechazaba ofertas de la camarilla mediática del magnate liderada por Ferreras, exultante tras la restauración florentinista. Ni siquiera haber mantenido números en la etapa post-Losantos le sirvió para mantener micrófono y tan solo le ofrecieron una salida dorada reciclado como directivo VIP de medios como COPE, 13 TV, Rock FM o Radio Marca.

Pero Abellán se aferró al micrófono y se miró al espejo: los Ferreras habían huido cuando vinieron mal dadas y el locutor intentó regresar a la profesión, mientras coleccionaba juicios y esquivaba zancadillas con sotana. Su regreso a Punto Radio fue efímero y entonces fue consciente de que solo siendo empresario conseguiría la libertad necesaria para volver. Por eso fundó Radio 4G y por eso entonces puso en las librerías una obra literaria que retrata a Florentino, Ferreras e Inda. La libertad a cambio del silencio. La libertad tiene un precio y Abellán lo está pagando con una defenestración profesional que le ha llevado a refugiarse en una pequeña PYME que emite por internet media docena de horas elaboradas por el locutor y familia.

Cansado de tanto golpe bajo y tanta mierda, Abellán convocó a toda la prensa el pasado miércoles en un hotel madrileño y les ofreció testimonios y pruebas sobre la realidad que ha sufrido. Él será caricaturizado como un fracasado que tiene sed de venganza, pero al menos algunos dormirán mal. Rafael Pérez del Puerto, vicepresidente de COPE que todavía no ha dado explicaciones tras la publicación de unas pruebas que le hieren de muerte, le dice en 2009 a Abellán, suponemos que con una grabadora en el bolsillo, que compró el EGM que le dio el triunfo con Antonio Herrero por ocho millones de pesetas y que pactó con Delkader, mandamás de Prisa Radio, alcanzar los dos millones de oyentes a cambio de que Jiménez Losantos no atacase a Polanco. Dice el directivo que Losantos no tragó y le dio al entonces propietario de la SER "hasta en el carnet de identidad". Escuchen el audio:



Fernando Giménez Barriocanal, Consejero delegado de COPE y de 13 TV y número dos de facto de la Conferencia Episcopal, reconoce en 2011 ante Abellán sus zancadillas profesionales al locutor y pone a caer de un burro a su compañero Pérez del Puerto:



La rueda de prensa de Abellán:


Comentarios