La noche en la que Pelayo Díaz se empeñó en demostrar lo que es








Los que carecemos de interés por la moda, por absurda y superficial, no teníamos muchos datos sobre un señor llamado Pelayo Díaz, que se prestó a ser entrevistado este viernes en el Deluxe. Al influencer, al que siguen un millón de personas en redes sociales, se le vio visiblemente incómodo en el plató; pero el asturiano no es tonto por mucho que en la entrevista se empeñase en demostrarlo. 

Y es que Pelayo quiere ser famoso y para ello trabaja en ese espanto llamado Cámbiame. ¿Y quién produce esta basura? La Fábrica de la tele, sedienta de share las noches de los viernes. Por lo cual había toque de corneta y el señor Díaz se prestó, desmintiendo visiblemente tenso su fama de niño de papa y de cazafortunas.

El señor Díaz, que parece ser que controla mucho sobre el mundo de la moda y que gana millones subiendo al Instagram una foto con la marca que toque, necesita mejores mimbres para hilvanar un discurso medianamente decente. Es decir, que el tópico del modelo se cumplió.

¿No es capaz, el tal Pelayo, de gastarse unos euros en unos libros o dedicar un par de horas al día de su absurda vida en instruirse de manera básica con algo de cultura general? Esto le ayudaría a ser algo más que una cara bonita, que parece ser que es, y le ahorraría ridículos como el del viernes. ¡Para lo que ha quedado el Deluxe!

Comentarios

  1. Él es bueno en la cama de prestigiosos diseñadores, que así es como ha ascendido en su carrera... Y claro, a él le compensa, pero luego cuando todo el mundo lo sabe y le señala, no le hace tanta gracia parece ser.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada