Roures se va de picnic con los presidentes de Telefónica y de la LFP








Jaume Roures suma y sigue tras ganar la segunda guerra del fútbol. El mandamás de Mediapro, que hace dos años tuvo momentos tensos con Javier Tebas y con César Alierta, entonces presidente de Telefónica, ahora se sabe ganador de la pelea por los derechos audiovisuales ligueros.

Por lo cual Roures, que de tonto no tiene un pelo, disfrutó el mes pasado de un día de esparcimiento en el Castillo de Orriols (del siglo XVII y de su propiedad), situado en la localidad ampurdanesa de Báscara, tal y como señala Mongolia.

En realidad el citado castillo es proiedad de una sociedad mercantil controlada por el magnate, ya que como recuerda la revista satírica "su patrimonio es cero", frase que llegó a decir en una asamblea de trabajadores de Público. La noticia es con quién se dejó acompañar en Orriols: Javier Tebas, presidente de la LFP, y Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica.

Comentarios