MasterChef Celebrity se consagra como un éxito gracias a su sobresaliente casting








MasterChef Celebrity se consagró ayer como uno de los éxitos de 2016. El reality show gastronómico arrancó con buen pie el domingo por la noche y ayer aguantó como segunda opción, tan solo por detrás del estreno de El Niño en Telecinco.

Una de las claves del gran funcionamiento de este concurso es el casting, aparentemente sin una gran estrella que eclipse a los demás. Pero en el catálogo de los ocho famosos que se han zambullido en esta aventura podemos encontrar personalidades fuertes e interesantes.

Está por un lado el dúo Fernando Tejero-Loles León, que interpretan a su manera las matrimoniadas que aprendieron de su odiado José Luis Moreno. Por otro se encuentran "El Cordobés" y su mujer, que demuestran tantas ganas de agradar a la cámara como falta de conocimientos culinarios.

Miguel Ángel Muñoz, con ganas de quitarse la imagen del "Tito Rober", demostró empuje y carisma mientras su "Tata" enamoraba a las redes sociales. Pero a los tuiteros tampoco se les escapó la presunta tensión sexual de Cayetana Guillén Cuervo sobre su compañero. Los dos concursantes que menos brillaban son María del Monte, que abandonó por voluntad propia el concurso, siendo sustituida por Estefanía Luyck, y Fonsi Nieto, expulsado anoche.

Pero no todo es positivo en MasterChef Celebrity, que contradice dos de los lemas de TVE: la falta de publicidad, ayer interrumpida por constantes promociones comerciales subliminales, y que en La 1 el prime-time acaba antes de la medianoche, ayer hasta la 1;30 de la madrugada, empalmando posteriormente con el especial de las elecciones americanas que ganó el político que un país como Estados Unidos merece.

Comentarios