Barriocanal prepara una revolución para 13 TV, la última superviviente del TDT Party








La segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero estuvo marcada mediáticamente por las críticas del TDT Party, que así se tildó al grupo de canales que lanzaron los editores de La Gaceta, ABC y El Mundo gracias a las licencias recibidas durante el Gobierno Aznar.

Estos proyectos, Intereconomía TV, La 10 o Veo 7, tuvieron dos características en común: su apuesta por las tertulias políticas agresivas y su inviabilidad económica. Pero en 2010 apareció 13 TV gracias al impulso de varios directivos que se encontraban en la órbita de La Sexta, pero hasta enero de 2013, ya con los Obispos controlando su accionariado, la cadena no tuvo visibilidad gracias al fichaje de la estrella de la cadena de Ariza, Antonio Jiménez, operación que cerró la OPA de Barriocanal a los tertulianos de Intereconomía TV, que dejó de emitir a nivel nacional apenas un año después.

¿El mejor año para 13 TV? 

En 2015 la cadena 13 TV batió su récord de audiencia y consiguió una licencia de TDT por parte del Gobierno que facilitaba su viabilidad al ahorrarse la cadena episcopal el arrendamiento que llevaba casi un lustro pagando a Unidad Editorial. Pese a ello, 13 TV cerró 2015 con unas pérdidas que rozan los 13 millones de euros, cifra con la que este proyecto sume desde su nacimiento más de cincuenta millones de euros en su cuenta de pérdidas.

¿Y en 2016? Hasta septiembre Mediaset y Atresmedia, que suman trece canales nacionales, suman más de 1.100 millones de euros facturados, lo que supone una cuota total del 86,4%. Por contra, los otros ocho operadores (Discovery, VIACOM (Paramount Channel), Disney, Real Madrid, Mediapro, Radio Blanca, Secuoya y los obispos) apenas alcanzan entre todos 63,5 millones de euros facturados, por lo cual la mayoría de ellos tienen dificultades para abonar las facturas de gastos. No es el caso de DMAX, Disney Channel y Paramount Channel, pertenecientes a tres multinacionales americanas, que combinan números negros y rojos gracias a que nutren su parrilla con contenidos propios, sin apenas inversión.

El futuro de 13 TV

Barriocanal, que prepara su inminente desembarco en el consejo de administración de 13 TV, afirmó esta semana en Barcelona que el canal cambiará su línea editorial sobre el independentismo catalán, paso previo a su despolitización que ya comenzó en junio con la desaparición de Más claro agua.

La evidente apuesta por el cine, tres films diarios y hasta nueve en el fin de semana, encierra que 13 TV podría despolitizarse a corto plazo. El que podría caer en primer lugar es La Marimorena de Carlos Cuesta, que ya ha visto como se ha cancelado su edición del sábado noche. Podrían caer, moderando el lenguaje y contenidos, Al día con Alfredo Urdaci y El Cascabel con Antonio Jiménez.

Comentarios