Onda Cero ante su año clave








¿Servirá José Ramón de la Morena de revulsivo para cubrir el socavón que dejó Carlos Herrera? ¿Lograrán funcionar Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas en las mañanas? ¿Retendrá el segundo lugar la incombustible Julia Otero? ¿Será la última temporada de David del Cura, que apesta a sorayismo, y sobre todo de Isabel Gemio, que apesta a insoportable nueva rica?

No lo sabemos, pero Ramón Osorio saca pecho por su año histórico (ha logrado récord de beneficios gracias a que parte de los anunciantes de Herrera se mantuvieron cuando se largó su sueldazo, pero esto es pan para hoy y hambre para mañana). No lo debería hacer por cuatro razones: es una pena que Onda Cero pretenda ser una versión radiofónica de La Razón (más facturación política que lectores u oyentes). Es lamentable en lo que se ha convertido Europa FM, que destacó años atrás por una parrilla imaginativa con la que le robó el eterno vanguardismo a Los 40 (que hizo varias OPAS sobre sus locutores y formatos). Es una pena que sigan sin apostar por Melodía FM. Y es ridículo que intenten tapar su bajón fichando a un director de comunicación que no serviría ni como portavoz de una comunidad de vecinos. He dicho...

Comentarios

  1. Acierta en todo lo que dice. Sobre todo en la portavocía de Aquí no hay quién viva...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario