Blas Herrero da la puntilla a su aventura televisiva







Javier Pons dejó hace unas semanas su puesto en el vértice de la pirámide de DKiss, proyecto de Blas Herrero gracias a Cospedal, cuyo marido garbancea en el pesebre de "El Lechero". El canal arrancó con un favor para lanzar un canal musical, siguió con una promesa de invertir veinte millones de euros y ha acabado con un alquiler encubierto a Discovery para que este gigante americano lance un canal factual con tendencias femeninas, complementando así el público masculino que gana con Discovery Max.

Pons su parte acaba de firmar por Mediapro, compañía en la que intentará encauzar Globomedia, reina de las factorías españolas en los noventa y que sin embargo pasa por sus horas más bajas a día de hoy pese a contar con éxitos como Vis a vis o El Intermedio.

Leer más:

De Milikito a Don Emilio: la decadencia de Globomedia




Comentarios