Basura mediática con el escándalo y ruina de Jesús Quintero







No se habla de otra cosa. Desde Sálvame hasta Jiménez Losantos pasando por los magazines de TVE o las páginas rosas, cada día más amarillentas, de ABC o La Razón. Quintero está pagando su excesiva conversación telefónica filtrada llena de mentiras propias (como la inexistente denuncia de sus hijas), en la cual le pedía un siniestro bote salvavidas a un Luis Pineda por el que se dejó mimar económicamente tras haberlo mimado mediáticamente.

Este quizás ha sido su pecado, pero la prensa chapotea sobre su presunta ruina, cuando simplemente cual señorito andaluz Quintero se ha quedado sin liquidez pero con un patrimonio como para pagarle la jubilación a todas estas memorias frágiles que ahora lo traicionan.

Ahí tienen a la corrala de Sálvame, con el silencio cómplice de la que fue su ex subordinada, Paz Padilla, dejando caer que abre cubos de basura para comer. Esta es la salvajada que soltó sin pruebas Jesús Manuel Ruiz, que quiere ganarse la silla eléctrica con más sensacionalismo que talento.

También Jiménez Losantos participa en el escarnio, olvidando que se dejó entrevistar en TVE o en Canal Sur por el "rey del silencio". Al locutor turolense le interesaba entonces dulcificar su imagen en un espacio blanco, acostumbrado a que todo el país le repudiara por su salvaje manera de entender la comunicación. Pero ahora Federico olvida y le clava una lanza al Toro de la Vega en el que se ha convertido el periodista onubense.

Pero es lo de TVE, cadena para geriátricos en el que tapan que ayudaron al inicio de su fin, censura a la entrevista a SuperGarcía, con una tertulia verdulera llamada Amigas y conocidas, con idéntica audiencia que credibilidad. En este programa, ahora que en la Pública está vetada la información política cubierta con debates sobre meteorología, el colorín, la salud, la gastronomía o demás contenidos inofensivos para un Gobierno que quiere perpetuarse tapando su corrupción y sus insensibles recortes con estupideces varias.

Ahora es Quintero, como antes fueron Lola Flores o Isabel Pantoja. Andalucía, indudable cuna de talento, sirve soberbios personajes que son pateados con oportunismo por el Gobierno al que le interese.

Leer más:

El último retiro de Jesús Quintero 

Las crueles emorias del ex número dos del Loco de la Colina 

El escándalo Ausbanc hunde a Carlos Herrera y a Quintero  

Comentarios