José Antonio Abellán sigue sin recuperarse de la cancelación de El Tirachinas









Cuando José María García cumplió su amenaza y se atrevió a dejar COPE, la emisora, todavía sin recuperarse de las muertes de Antonio Herrero y Encarna Sánchez, tiró de la casa para buscar un paracaidista que salvase los muebles del deporte, al menos temporalmente.

Y el hombre que escogieron fue el correcto; José Antonio Abellán, que contaba tan solo con una gran experiencia en la radiofórmula musical. Pero los oyentes dejaron a un lado los prejuicios y apostaron por el abulense, capaz de renovar las madrugadas deportivas con una mítica sección humorística, El Radiador del Grupo Risa, y un modesto equipo con el que el locutor se colocó entre los hombres más influyentes del deporte español gracias a la investigación o sus entrevistas.

El gran palo 

Aquellos años dorados acabaron abrúptamente. Corría el verano de 2010, Abellán acababa de renovar por COPE y España estaba a punto de ganar su primer Mundial. Pero la emisora dio un volantazo de 180 grados y despidió al locutor con un solo motivo: la emisora, hundida tras la polémica salida de Jiménez Losantos, necesitaba a Paco González y compañía para volver a los números negros. Abellán, atónito ante la noticia, ya que acaba de ser relegado después de conseguir los galones de estrella casi imprescindible de la emisora de los obispos, todavía no se ha recuperado del palo seis años después.

Seis años en el desierto 

En estos seis años Abellán vivio una efímera etapa deportiva en Punto Radio de apenas año y medio, ya que la emisora de Vocento cerró tras un acuerdo...con COPE, emisora que le tuvo indemnizar por despido improcedente con tres millones de euros.

Pero ese dinero es la única noticia positiva de estos seis últimos años, ya que sus aventuras profesionales se cuentan por fracasos; una página web deportiva, un polémico libro sobre el Real Madrid, un blog sobre su vida en COPE, su puesto como jurado de Operación Triunfo, sus guerras contra Telecinco por un supuesto veto en La Noria y por una bronca entre Kiko Hernández y su hija Sharay, etc.

Radio 4G y el último patinazo

Pero sin duda su gran patinazo ha sido su última aventura; la plataforma digital radiofónica Radio 4G, que generó unas pérdidas de casi 350.000 euros en su primer ejercicio y que a día de hoy cuenta con una parrilla en mínimos tras la salida de la mayoría de sus programas por la escasa facturación publicitaria que logra recaudar el locutor.

Abellán, que a día de hoy se aferra al micrófono digital rodeado de su familia, mujer e hija (presentadoras de los otros dos espacios estrella de la emisora), también se ha llevado un último palo por culpa de COPE. Y es que la Audiencia Nacional desestimó hace año y medio una demanda del abulense contra la emisora por "intromisión ilegítima en el honor" después de que ésta usase como argumento para despedirlo su presunta "ebriedad en el trabajo", algo que un juez pone en solfa, ya que según la sentencia los autores de tal acusación fueron "ciertos testigos que compartían con él la redacción de deportes", tal y como señaló El Confidencial Digital.



Comentarios