Ana Rosa Quintana se hace de oro pagando pocos impuestos







El diario económico Valencia Plaza señala cómo Ana Rosa Quintana se hace de oro gracias a una sicav, por lo cual no paga impuestos mientras pregona la ética en sus tertulias políticas:

Ana Rosa Quintana sigue lanzada con su sicav Argomaniz Inversiones. El pasado año presentó sus mejores números tanto en patrimonio como en rentabilidad, además de regularizar su situación con la CNMV al volver a superar el mínimo legal de los 100 partícipes como advirtió este diario que incumplía en octubre pasado. 
El vehículo de inversión de la popular presentadora de televisión, presidido por su marido Juan Muñoz, cerró 2015 con un patrimonio de 10,63 millones de euros, lo que representa un incremento del 7,8% y registrar un nuevo máximo al término de un ejercicio.
Pero la cosa no queda ahí porque la rentabilidad anual obtenida por dicha sociedad también fue del 7,8%, es decir, la mayor de los últimos tiempos como lo pudo constatar este diario de la base de datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Una rentabilidad que supera el 6% de media de las instituciones de inversión colectiva (IIC) gestionadas por Lombard Odier, la gestora de Argomaniz Inversiones.
Se trata del banco más antiguo de Ginebra (Suiza) fundado en 1796 y que hace unos meses recuperó parte del dinero 'pillado' por Madoff como contó este diario tras revocar el acuerdo que mantenía esta sicav -domiciliada en Madrid- con CaixaBank y Novo Banco dejando solo a Lombard Odier -y a la BNP Paribas en la depositaría. 
Un accionista con casi el 94%
Echando un vistazo a esta sociedad -donde un accionista tiene una participación significativa del 93,94% del patrimonio y pocos dudan de quién se trata- se imponen las posiciones más arriesgadas de renta variable en casi un 75% del porfolio, mientras el resto se reparte entre renta fija y liquidez. BBVA, Bankia, CaixaBank, IAG, Mapfre y Telefónica eran las acciones españoles en cartera hasta el pasado 31 de diciembre.
De puertas afuera la representación rozaba el medio centenar donde se dejaban ver compañías de la talla de Airbus, Axa, BMW, Deutsche Telekom, Facebook, Intesa San Paolo, JP Morgan, KPN, Nokia, Peugeot, Siemens, Societe Generale y Vinci, por citar algunas. 
Gestoras de primer nivel 
Además, también contaba con participaciones en IIC -principalmente fondos de inversión- de reconocidas gestoras como la española Cartesio y las extranjeras Amundi, Goldman Sachs, Fidelity, Franklin Templeton, M&G, Pimco, Robeco...
En lo que a posiciones defensivas se refiere aparecían participaciones en obligaciones del Grupo Antolín, bonos de Iberdrola, Hipercor y Telefónica, entre otros dentro del apartado nacional; así como bonos de EDP, Peugeot, Brisa y Enel, por citar algunos nombres extranjeros.


Comentarios