El prometedor arranque de GH VIP estrella a estrella







Tendrá complicado repetir Gran Hermano VIP los sobresalientes resultados de la última edición, protagonizada por Belén Esteban. De hecho su gala inaugural obtuvo un share similar al de la edición pasada...pero con casi medio millón menos de espectadores de media.

Aun así el explosivo casting de Mediaset, que ocupa todas las noches de Telecinco con contenidos del reality, promete.

Lo mejor del concurso

Lo mejor es sin duda Carlos Lozano, un señor que en su día fue una estrella y que hoy en día está de vuelta; llamó "gay" al Pequeño Nicolás, lía pollos en las fiestas pasado de alcohol, tiene problemas con Rosa Benito, habla solo, estalla cuando le acusan de robar alcohol, etc. Todo un fichaje y encima Telecinco tiene la suerte de que se haya librado de la primera nominación.

Entre lo mejor del casting también está el Pequeño Nicolás, que tiene una ventaja y un inconveniente; la ventaja es que es muy listo y dará mucho juego con sus dimes y diretes. Lo peor es que además de ser inteligente quiere demostrarlo y le pierde la boca, por lo cual su mecha es demasiado corta y a la larga se puede hacer indigesto para sus compañeros. Aun así buena captura.

También como notas positivas se encuentran Rappel, que se mete en todos los "fregaos" con cartas o sin ellas, Liz, con su sensualidad y sus peculiares relaciones con el género masculino, ya que necesita gustar, Laura Matamoros, que con su rencor familiar zambulle a Javier Tudela, intrascendente por ahora como palmero de Nicolás, pero que si se olvida de las consignas de su madre y su padrastro podría convertirse en un personaje.

Prometen 

Tranquila ha arrancado Rosa Benito, pero su carácter volcánico nos asegura horas de polémicas. Julius por su parte ha sido un gran descubrimiento, y lo podría ser a la larga Julián Contreras si deja de querer aparentar ser ese mueble llorón. A la larga le saldrá a relucir la sangre familiar.

Lo peor 

Entre lo menos positivo del concurso podemos encontrar a la marciana Carmen López, "que está de los nervios" según Rappel y es la mujer con menos sentido común que hemos visto en mucho tiempo. O a Sema, la gran decepción del concurso, ya que sus disfraces y su pose alocada que tanto divierten en el papel couché se han quedado en nada. Igual de instrascendentes son Belén Roca, dos buenas razones y poco más, Alejandro Nieto, que baila al compás de Nicolás, Lucía Hoyos, ¿qué ha sido de la extrovertida Miss?, y Raquel Bollo, solo está en el reality por cuota Sálvame, ya que sus participaciones en diversos concursos nos siguen dejando igual de fríos.



Comentarios