Roures se forra gracias a Águila Roja, que toca fondo








TVE sigue confiando en una serie como Águila Roja, que ha cerrado su octava temporada como su temporada menos vista. Está claro que la serie, que cuenta con un presupuesto en torno al medio millón de euros por capítulo, se ha convertido en un lastre para la Corporación pública, que ha visto como la serie de aventuras caía hasta un precoupante 12,5% de share.

Casi la mitad de sus espectadores se han bajado del barco en los tres últimos años, en parte por la dura competencia de las privadas y en parte por las tramas repetitivas de una serie que factura Globomedia, controlada a día de hoy por un Jaume Roures que como vemos trabajaba con Zapatero y lo hace con Rajoy.

Comentarios