Angie Cárdenas da explicaciones por su año sabático sin Arús








El polémico retorno de Angie Cárdenas a Arucitys ha sido explicado por la propia protagonista en una carta publicada en su cuenta de Facebook: 

Ante el interés y la polémica que ha levantado en esta red el motivo de mi regreso al ‘Arucitys’, creo que me corresponde a mí -en calidad de protagonista y afectada- intentar aclararos lo vuestras dudas.
Si el programa no ha dado en directo ningún comunicado a raíz de mi regreso es, sencillamente, porque no hay nada a explicar ni ningún secreto a esconder. Yo he tenido el placer de colaborar como subdirectora y contertulia durante doce temporadas seguidas, y me he sentido muy estimada y valorada por el público del programa. Es decir, por muchos de vosotros, con quien siempre he tenido una gran complicidad, y de verdad que os lo agradezco infinitamente. El año pasado, tal como ha explicado Alfons varias veces, decidí mantener mi colaboración a la ‘*Arucitys’ como productora ejecutiva sin aparecer en pantalla, por motivos personales familiares de salud que, estoy segura, sabréis respetar. Mi lugar de subdirectora y de *contertuliana, tal como vosotros mismos pudisteis comprobar, no fue ocupado por ninguno otro profesional y quedó vacante, por deseo de Alfons. En esta decimocuarta temporada, simplemente, hago el trabajo que he desarrollado durante doce años. Nada más y nada menos. El programa decidió no dar ninguna explicación porque, sencillamente, no hay. A ningún cantante, actor, presentador, ni profesional de cualquier ámbito se lo cuestiona por el hecho de tomarse un año sabático en un trabajo concreto.
¿Tiene que dar explicaciones un cantante que presenta un CD durante doce años seguidos, por el hecho de descansar una temporada y de no lanzar uno a la decimotercera y sí a la decimocuarta? No tendría ningún sentido. Muchos son los presentadores televisivos que hacen una parada (y vuelven a cadenas y en programas diferentes) y no tienen que argumentar ningún motivo concreto para hacerlo. Hay programas, incluso, que cambian de presentador y de tertulianos, sin avisar, según qué días de la semana y que no están obligados a explicar el día a día de sus decisiones. Yo, además, no me he desvinculado nunca del programa, hecho que todavía le da menos sentido a una polémica que no tiene ninguna base. Hago el que siempre he hecho, y no he relevado nadie.
Creo que en infinidad de ocasiones he mostrado mi agradecimiento por pantalla y fuera de la televisión (a nivel personal) a los *telespectadors del ‘*Arucitys’, que me han hecho llegar su aprecio, su afecto, su fuerza, su ánimo... e incluso su divertido interés por cosas tan anecdóticas cómo, por ejemplo, las marcas de las prendas de ropa o de zapatos que llevaba, informaciones referentes al lugares donde yo iba, o el secreto del inolvidable ‘*misterioso *líquido *amarillo’, que tantos buenos momentos nos hicieron pasar. ¿Recordáis? 
Me he sentido, y os lo vuelvo a agradecer, muy estimada por un público que ha sabido valorar siempre el buen ambiente y el compañerismo que ha tenido el programa y que, os lo aseguro, sigue reinando. Todo el equipo puede dar fe del optimismo que se respira a redacción y a plató. 
Sé que es imposible gustar todo el mundo, pero os aseguro que valoro tanto los elogios como las críticas; los halagos como los reproches. Vuestra sinceridad y libertad de expresión tienen que estar por encima de todo. Yo sólo puedo prometer el de siempre: trabajo, ilusión, esfuerzo y ganas de sumar. A nuestra productora siempre nos ha guiado el deseo de sumar y no de restar; de multiplicar y de no dividir. 
El ‘Arucitys’, lo creéis o no, es un programa que suma, que une. Juntos hicimos posible el premio Ondas del 2012: profesionales y público. La entrega del premio al Liceo, compartido con muchos de vosotros, fue emocionante. Sin vuestro impagable apoyo y sin el esfuerzo de todos los trabajadores (desde el más relevante hasta el más humilde) no hubiera sido posible. Por nosotros es un honor tener un público tan fiel, como sois vosotros. 
Por eso quiero hacer llegar este mensaje, y es muy claro: ante los elogios históricos, humildad; ante las críticas, esfuerzo y superación.
Si el que quieren algunos telespectadores es una aclaración de una situación más personal que no profesional, creo que Alfons ya dejó muy claro en directo (y más de una vez) que “en el supuesto de que hubiera novedades de ámbito personal, los primeros a saberlas serían -indiscutiblemente- los *telespectadors del ‘*Arucitys’, que son nuestra familia televisiva”, y estoy segura que no faltará a su palabra. 
Muchas gracias por vuestro tiempo. Un beso muy fuerte. 
Angie Cárdenas.




Comentarios