Alaska y Mario, los últimos amigos del PP que visitan a Bertín








Alaska, amiga íntima de Losantos y Esperanza Aguirre, es la enésima visita casposa que ha recibido este año Bertín, votante orgulloso del PP, que ha recibido o visitado en este tiempo, como decía Jon Sistiaga, a toreros, tonadilleras, Arturo Fernández, que insulta a Podemos, a Carmen Martínez Bordiú, para la que el franquismo es un juego, o al ex candidato del PP Suárez Illana, que le reprochó al presentador su pasado en la extrema derecha. No ha pasado por ahí Pablo Iglesias, vetado por la cadena, tal y como ha reconocido Bertín, a la sombra de un Pablo Carrasco que se hizo de oro gracias al PSOE con TVE y Canal Sur, pero al que los socialistas no lo quieren ni ver ni en pintura después de acusarlo del plagio de Tiene arreglo.

Como decimos, anoche visitaron a Bertín los inefables Alaska y Mario, que se forran gracias a la hipocresía, el teatrillo y la pantomima. Nadie describió su falso matrimonio tan acertadamente como Shangay Lili en Público:

El pasado sábado Mario Vaquerizo se convirtió en la estrella del Orgullo Gay de A Coruña, organizado por el PP, o así lo pregona triunfalmente La Voz de Galicia. No es casual la promoción, apoyo y protagonismo que el PP le da al marido de Alaska, Vaquerizo representa a la perfección el tipo de gay que el PP quieren imponer: reprimido, casado con una mujer, sumiso, divertido, bufón y cómplice de la homófoba Iglesia. Un absurdigay, vaya. 
Ese es el juego que oportunistas como Mario Vaquerizo juegan: colaboracionistas que miran para el otro lado cuando los cristofascistas acosan, persiguen o humillan a cualquiera que no se someta a su hipocresía. Ese intento de hacer pasar por mera frivolidad divertida su apoyo a medios ultrahomófobos como la COPE o a gurús del odio como Cristina López Schlichting o Losantos, es un negocio rentable. Pero no consigue pagar la endohomofobia de quién, como Vaquerizo, sufre de una obsesión por encajar en lo “guapo”, lo “cool” o lo correcto al precio que sea. Una obsesión que le ha llevado a prácticamente promocionar la anorexia o una extraña dieta a base de cervezas que más de uno tildaría de puro alcoholismo… pero tiene la aprobación del amo heterosexual que es lo importante.


Comentarios

Publicar un comentario