13 TV sigue siendo una ruina








Pese a las notas de prensa que vomita su departamento de comunicación, que repican los medios afines, en 13 TV siguen sin salir las cuentas. Ni la ligera subida de audiencia, provocada por la salida de Álex Samanes, hoy gestor de la manipulada tele pública murciana que gestiona Secuoya, ni la concesión de una licencia de TDT por sus amigos del PP hace que en 13 TV, que en un lustro ha supuesto una ruina de 40 millones de euros para la Conferencia Episcopal, salgan las cuentas. El problema es que el modelo, lleno de tertulias ultras y cine clásico, no es rentable, como ya comprobó en carne propia Intereconomía TV.



Comentarios