Suso le dedica una peineta al público de Gran Hermano tras la expulsión de su amigo








Muti fue anoche el segundo expulsado de la decimosexta edición de Gran Hermano. El sevillano pagó su cercanía a Suso, que anoche recibió abucheos tras salvarse de la nominación. El "playboy" le dedicó una peineta al público del plató, enfadado porque una semana más permanecerá en la casa de Guadalix de la Sierra.

Una de la estas tres chicas, Raquel, Sofía y Amanda, abandonarán el concurso la próxima semana tras salir nominadas.



Comentarios