Merienda de negros gubernamental








Ni pluralidad, ni calidad, ni todas esas gaitas. Es inaudito que en 2015 los medios de comunicación estén viviendo uno de los momentos con menor libertad de prensa de la historia. Pero claro, los Gobiernos reparten a su antojo entre sus amigos prebendas, licencias o publicidad institucional, y administran odio contra sus enemigos, llámese presión a empresas de mercado regulado para que no se anuncien en según qué medios o multas arbitrarias de Competencia.

Rajoy ha aprovechado el reparto de TDT, concedido tres meses antes de las generales, para mimar a sus amigos, 13 TV y Secuoya, lamer a la oligarquía, Florentino Pérez o el siniestro Blas Herrero, y contener al duopolio, Vasile y Silvio González. Lamentable una vez más.





Comentarios