Las series estrella de TVE de Antena 3 y TVE son despellejadas antes de estrenarse en televisión








El FesTVal de Vitoria le puede salir caro a TVE y a Antena 3. Y es que los primeros pases de sus series estrella para este otoño, Olmos y Robles y Apaches, no han sido acogidas con agrado para la crítica televisiva.

Sobre Apaches, que pronto se verá en Antena 3, Tony López en Fórmula TV señala que es "una serie perfecta...para hacer zapping". Añadiendo además que "Apaches cuenta con un grave problema de ritmo. Esta traba podría volverse en contra de la propia serie de televisión, ya la lánguida viveza en la que se desarrolla la ficción podría inducir al espectador al zapping en un tiempo en el que, quizás, la audiencia no da segundas oportunidades."

Daniel Jabonero en Bluper señala que "la serie es lenta. No es un secreto y no toda ficción de ritmo pausado es un tostón.Apaches presenta en su primer capítulo una historia que debería haber sido narrada en apenas 15 minutos y así meter a los personajes en faena desde el primer momento. La serie se conoce a sí misma. Por eso en los primeros minutos muestra y demuestra que las conversaciones interminables que no llevan a ningún sitio no será lo único que veamos en esta serie. Nos prometen acción en el futuro y nos hacen rebobinar, para que aguantemos."

Mientras que sobre Olmos y Robles, Sergio Espí escribía en Periodista Digital que la serie demuestra lo mal actor que es Rubén Cortada, y que es "una comedia que sólo hace reír dos veces (y no es una frase hecha). Una especie de 'Chiringuito de Pepe' versión policiaca que nos deja claro que a Rubén Cortada, el guapito de 'El Príncipe', le urge dar clases de vocalización (y de interpretación, por supuesto). Ser guapo en TV no es suficiente."

Jabonero repite en Bluper, añadiendo esto: "Hubo un tiempo en que las comedias hacían reír. Olmos y Robles ha demostrado que se puede pertenecer a este género con muy poca gracia. TVE se quedó, por voluntad propia, sin Los misterios de Laura y con esta serie recupera el género policiaco. Que no de la comedia. Y es que Olmos y Robles es un intento frustrado de media mueca. Parece mentira que la serie se haya presentado en el Festival de Televisión de Vitoria, donde los pinchos son muchas cosas menos fáciles de comer. Una torre de ingredientes que choca con el pan con pan que es Olmos y Robles. Pan sin sal. Pizza sin orégano. Alaska sin Mario. O un plato de Arguiñano sin perejil, aprovechando la idiosincrasia vasca. Hay que dejarlo claro para aquellos despistados: Olmos y Roblesno es graciosa".

Ya saben que Mediaset no participa en este festival, en parte por temor a que la crítica le lapide un trabajo de años y millones de euros. ¿Se lo pensarán Antena 3 y TVE? Pronto lo veremos.





Comentarios