Exclusiva: Nerviosismo en Mediaset por la deriva de Viajando con Chester






Se avecinan dolorosas decisiones en Viajando con Chester, formato que en la cuarta temporada se ha hundido. Y lo ha hecho principalmente por la errática elección de Pepa Bueno como sustituta de Risto Mejide. No se duda del talento de la periodista extremeña, pero su escaso carisma le convierte en un lastre para un programa que se ha hundido con su presencia. Pepa es sin duda una periodista de raza, pero hay que reconocerlo; presentó los Telediarios peor que Lorenzo Milá, llevó Los Desayunos de TVE peor que Ana Pastor, como tertuliana de Un tiempo nuevo resultó prescindible y como directora de Hoy por hoy ha llegad a obrar lo que parecía imposible; hacer bueno a Carles Francino, algo parecido a lo que ha hecho con Mejide.

Hay que recordar que La Fábrica de la tele asumió con desgana la elección de la presentadora por parte de Mediaset, que la veía con proyección televisiva. Y el resultado ha sido desastroso, por mucho empeño que haya puesto Óscar Cornejo-copropietario de la productora- en intentar resucitar lo que está muerto. Un miembro del equipo le desvela a La Mosca Mediática que la obsesión de cadena y productora con remontar el espacio ha sido tal que se ha llegado a sugerir a varios invitados que le preguntasen a Bueno para sustituir una entrevista al uso por una conversación, demasiado forzada en este caso, ya que la extremeña no cuenta con el carisma de Mejide, al que no le hacía falta dar ninguna instrucción a sus invitados, y de hecho exigía no saludarlos antes de sacar el capote.

Ese mismo miembro del equipo también nos dice que el comportamiento de Pepa Bueno con el programa es impecable, pero al final los resultados mandan y en el programa se da por descartado que cadena y productora ultiman varios nombres para relevar a la periodista a partir de septiembre.

Unos resultados dramáticos

Risto Mejide despidió la tercera temporada del programa promediando 1,8 millones de espectadores y un 9,2% de share. El publicista mejoraba en dos puntos sus resultados anteriores y de paso levantaba la media de la cadena en otros dos puntos. Todo lo contrario que Bueno, que no ha dejado de hundir un programa que ha acabado en junio con una ridícula media del 5,2% de share, lo que supone empeorar cuatro puntos los datos de Mejide y dos puntos la media de la casa. Y es que Pepa ha concluido junio con 880.000 espectadores de media, por lo cual se deja por el camino un millón de espectadores respecto a la anterior etapa.





Comentarios