La vida paralela de Kiko Matamoros







Kiko Matamoros se puso señorito este miércoles y afirmó que no ha hecho un montaje en su vida, hecho muy meritorio teniendo en cuenta que se ha dedicado a representar famosos. El colaborador de Sálvame, que admitió haber pasado muy malos momentos económicos cuando cancelaron A tu lado, ya tiró de paripés cuando estaba "tieso", como aquellos cara a caras precocinados con Makoke, hijos legítimos de aquellos careos entre Kiko y su hermano Coto, que hace admitió hace unos meses que no se hablan, pero que cuando se "pegaban" en la televisión era un pacto a medias para sacar tajada de la telebasura.

No sabemos si la mala racha con Makoke es un nuevo intento de exprimir su vida, pero esta claro que sí que lo fue aquello de la boda con su pareja. Y es que tras marear al personal y repartir invitaciones, la cosa no ha quedado en nada. ¿Y por qué? Por que Matamoros no ha arreglado los papeles de su anterior matrimonio, algo que anunció hace unos meses Pepa Jiménez en Exclusiva Digital. El problema es que la periodista afirmó este hecho dos meses antes de que Kiko lo admitiese. La razón; seguir facturando en Sálvame.

Es hora de recordar las cínicas palabras de Paolo Vasile el año pasado en El Mundo: "Matamoros está convencido de ser Matamoros, pero no existe como tal; hay un señor que se llama Matamoros que está interpretando un personaje que se llama así". El problema es que él consejero delegado italiano es consciente, Kiko también, pero el espectador medio se traga el culebrón creyendo de pe a pa las estrategias del programa. A eso se le llama aprovecharse de la ignorancia del personal.



Comentarios