La estrella de Mediaset dice que la han discriminado por lesbiana, Pablo Iglesias se defiende en TVE y su ex ficha al editor de Mongolia






"He perdido algún trabajo por no ser heterosexual. En España todavía falta terreno por recorrer". Con estas crudas palabras de Sandra Barneda en la revista Glamour, la presentadora de Un tiempo nuevo confirma que sigue habiendo homofobia en la televisión, por mucho que se diga lo contrario.

El que no sufre homofobia, más bien persecución, es Pablo Iglesias, que no tuvo más remedio que humillar a Curry Valenzuela en su paso por Los Desayunos de TVE, cadena que cada vez que puede mete la pata más hondo con el líder de Podemos. La ex de Iglesias, Tania Sánchez, también se defiende, aunque en este caso en los tribunales. Para hacerlo con garantía ha fichado a Gonzalo Boyé, abogado y editor de la revista satírica Mongolia.





Comentarios