La estrella de Marca se enzarza en una lluvia de insultos contra un oyente







El viernes, recién aterrizados de grabar un especial en Zaragoza, Vicente Ortega y su equipo analizaron en la tertulia de Directo Marca, el matinal que emite cada mañana la emisora temática Radio Marca, el fichaje de Rafa Benítez por el Real Madrid, los casos de corrupción de la FIFA y los preparativos de la final de la Champions League por parte del Barcelona.

Sobre este último tema opinaron los tertulianos del programa, entre los que se encontraba David Sánchez, articulista del diario y presentador de la emisora, y también los oyentes, que tuvieron su dosis diaria de protagonismo en la sección "El Termómetro", donde cada día Ortega da paso a varias llamadas.

Con la primera de ellas, realizada por "Andrés de Barcelona", saltó la alarma, ya que él y Sánchez se enzarzaron en una lluvia de insultos donde el oyente y el periodista se pasaron de frenada ante el enfado del conductor del programa. Decía el tal Andrés que "Messi no es imparable porque lo han parado estos dos últimos años sabáticos, donde estaba cuando el Bayern les metió siete o cuando el Real Madrid les ganó dos finales de Copa". Pero el oyente anónimo aumentó el calor del estudio de Radio Marca cuando se metió contra el astro argentino por sus líos con Hacienda: "Lo vais a canonizar cuando habláis de él porque no es un buen ejemplo, ya que es un defraudador y un delincuente".

Sánchez entonces le acusó de ser "madridista", a lo que el oyente contestó: "Yo no soy del Real Madrid y me da pena que en los programas deportivos asignéis un papel a un señor que va de antimadridista y  no es creíble, porque es histriónico y hace un papel". El periodista se molestó y le replicó, "vas de imparcial y eres del Real Madrid y no pasa nada. Te aprovechas de la llamadita de turno para decir que Messi es un delincuente y eso lo tiene que decir un juez, no tú".

Andrés lo acusó entonces de decir "payasadas", a lo que Sánchez contestó que a él le parecía el oyente "un payasete", por lo que Ortega, que se le había ido el programa de las manos, interrumpió la llamada y cortó también a su tertuliano: "No voy a consentir ésto. Este no es el tono". Sánchez, reprendido por su jefe, le replicó enfadado: "Si él me insulta yo le insulto, ese es el riesgo que corres al meter oyentes".

Comentarios