Mota siembra más sombras que luces, la corrupción llega a El Mundo y le teoría sobre el 11-S se cobra tres vidas








La corrupción llega a El Mundo 

Cuando decimos que la corrupción llega a El Mundo no hablamos de la denuncia de corrupción a Ignacio González de este lunes, que suena a dardo envenenado dese Moncloa al actual Presidente madrileño, sino de la corrupción en el seno del periódico, tal y como denuncia El Confidencial Digital:
En Unidad Editorial hablan de “escándalo”. La historia se remonta a hace unos meses. Unidad Editorial comenzó a detectar que había un sospechoso desfase entre ingresos y gastos en algunas partidas. Se dio inició entonces a unainvestigación interna.
Se informó a Italia, a los máximos responsables de RCS MediaGroup de lo que estaba ocurriendo y desde Milán decidieron enviar a un grupo de ‘hombres de negro’ a Madrid.
Fue un equipo de ‘fiscalizadores’ internos que aterrizaron en el edificio de la avenida de San Luis de Madrid y que revisaron detalladamente los libros de contabilidad y las facturas, según ha sabido El Confidencial Digital.
El mandato que tenían era el de comprobar si se trataba de una práctica generalizada en Unidad Editorial o si únicamente era obra de algún o algunos trabajadores.
Finalmente, tras un arduo trabajo interno, los ‘hombres de negro’ corroboraron quese habían falsificado algunas facturas y que se había sustraído dinero de manera irregular en Unidad Editorial. El hecho lo consideraron de “muy grave”.
La decisión final que ha tomado Unidad Editorial, en colaboración con RCS, es la de despedir a una secretaria de directivos por estos hechos. La compañía tiene previsto presentar una demanda contra esta empleada.
Mota preocupa y Eva Hache se estrena muy mal 

José Mota cayó más de dos puntos en la segunda entrega de su nuevo show para TVE. Este viernes el programa marcó un 13,9%, quedándose lejos del 17,7 del Deluxe, pero por encima del 11,6% de Me resbala y del triste estreno de Guasabi, el nuevo programa de cámara oculta presentado por Eva Hache, que marcó un triste 5% de share.

Así cuenta Periodista Digital una de las teorías de la conspiración con las acusaciones más graves para USA: 
El presidente ruso, Vladimir Putin, ha dicho que tiene pruebas obtenidas por satélite de la complicidad del gobierno de Bush en el peor atentado de la historia en territorio norteamericano: el derribo de las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001
Y en esos estaban los tres periodistas norteamericanos que han muerto en extrañas circunstancias, con apenas una semana de diferencia: obtener estos archivos secretos para emitir un documental. Se trata de Ned Colt, David Carr y Bob Simon.
LOS FALLECIDOS
Las cadenas Rusia Today y Telesur apuntan que la primera muerte se registró el 10 de febrero de 2015: el corresponsal de la cadena NBC, Ned Colt, de 58 años, murió de un derrame cerebral masivo.
Después de una prolífica carrera, había destacado en los últimos años por su trabajo en el Comité Internacional de Rescate a los Refugiados de Naciones Unidas.
El mismo día, David Carr uno de los columnistas más prestigiosos del The New York Times, murió en el Hospital St Lukes Roosevelt, después de desmayarse en su oficina del periódico. No hubo mayor información desde el diario oficialista norteamericano sobre las causas de la muerte de su cronista.
El corresponsal, y presentador Bob Simon, del programa 60 Minutos de la cadena CBS, fue el tercero que murió. Fue el 11 de febrero en un accidente de tráfico en Nueva York, sobre el que curiosamente el Departamento de Bomberos, que debió intervenir dijo que los dos ocupantes del vehículos chocado "tenían heridas que no ponían en peligro sus vidas".
Simon murió horas después en el hospital. Tenía 73 años y había ganado como periodista más de 27 Premios Emmy, en medio siglo de coberturas, en escenarios informativos de máximo destaque.
Los tres periodistas, más Brian Williams, tenían desde este año una agencia independiente de noticias, y pensaban presentar su primer documental con "los archivos más secretos del Kremlin", donde se probaba "indudablemente" la participación del Gobierno de Washington, en los atentados contra las Torres Gemelas, de septiembre de 2001.



Comentarios