La creciente falta de respeto al aficionado del fútbol







La última moda en el fútbol moderno es maltratar al aficionado, algo insólito en cualquier espectáculo que quiera seguir sobreviviendo. Pero este hecho es así. No hay más que ver el precio de las entradas del fútbol. Y no hay más que comprobar la fiesta que se pegaron los Cristiano y compañía después de hacer el ridículo en el Calderón. Mientras, muchos aficionados sufrían tras la debacle merengue. Como sufrieron cientos de aficionados osasunistas que viajaron a Vitoria, que vieron impotentes como el Alavés-Osasuna se suspendía al mediodía del sábado, cuando ambos equipos sabían desde dos días antes que no iba a haber fútbol. Pero los aficionados les dan igual, y si se mata alguien volviendo por las nevadas carreteras alavesas, pues ya está. ¡Qué no hubiesen venido!



Comentarios