Los Simpson muestran una vez más su decadencia, esta vez con la "decepcionante muerte" de un personaje menor



Los Simpson han sido y son la cuna del vanguardismo televisivo, pero los fans debemos reconocer que en los últimos años los capítulos adolecen de una franca decadencia. El encargo de realizar 22 episodios anuales ha llevado a sus responsables a ejecutar episodios esquemáticos, repetitivos y rápidamente olvidables. Todas las temporadas hay un viaje intrascendente, un absurdo intento de asesinato del Actor secundario Bob, un capítulo mediocre sobre Halloween y varios episodios más que merecía la pena no haberlos visto. Es decir, que Los Simpson son una gran idea que debía haber muerto, tal y como se reveló en esa estafa llevada al cine hace unos años.

En esta última temporada no solo han tenido la desfachatez de hacer un crossover con Padre de familia, serie a la que hasta anteayer acusaban de plagio. Sino que han cebado la muerte de un personaje principal, con Bart en las quinielas, que finalmente-aviso, spoiler- ha desembocado en la muerte de un personaje marginal; el padre de Krusty el payaso.











Comentarios