El adiós de Sostres al Twitter y una anécdota personal



Como buen provocador, Sostres ha dicho adiós del Twitter por la puerta grande. Para él esta red social es "patria del tarado, del enfermo y del resentido". También ha dicho que "para los que tenemos una vida agradable, con amigos inteligentes y buenos restaurantes, Twitter es una absurda y ridícula pérdida de tiempo".

Por una vez y que sirva de precedente, no estoy totalmente en desacuerdo con él. El exceso de ombligo en las redes insociales nos va a matar a todos.

Las nuevas formas de vida inteligente nos encontrarán en el futuro encerrados en nuestra casa pistola en mano, mientras guardamos una habitación reservada para echarnos fotos sobre fondos falsos con caras de felicidad.

Un ejemplo; me voy a la playa y me tocan al lado unas adolescentes british "supermegahiperpijas". Y ellas en vez de salir a disfrutar o a conocer el mundo se quedan en su habitación cámara en mano mientras pierden las horas echándose fotos que a nadie le interesan. O sea, que las nuevas generaciones no salen a pasarlo bien, salen a mostrar a la masa estúpida lo bien que se lo han pasado. Patético, borreguil y superficial. Vamos a peor.

Comentarios

  1. ¿Es que ya no quedan Alfredo Landas en España para ligarse a estas nordicas?

    ResponderEliminar
  2. ¿Y tampoco vienen ya aquellos italianos que arrasaban desde San Juan al Postiguet?

    Una pena excitarse con alguien al otro lado del globo pudiendo hacerlo con alguien que vive en el portal de al lado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario